Acto CGT: Gremialistas dan vergüenza ajena y muestran la necesidad de un recambio generacional

Facebooktwittergoogle_plus

Para la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro el reciente acto organizado por la Confederación General del Trabajo (CGT) en la capital federal, permitió concluir que hay gremialistas que no están a la altura de las circunstancias y dan vergüenza ajena, además de poner de manifiesto la imperiosa necesidad que exista un recambio generacional en numerosas organizaciones.

“Lo que pasó en el acto organizado por la CGT da vergüenza ajena. Están destruyendo el prestigio que supo tener esa entidad. Eso pasa cuando los dirigentes ya no piensan como trabajadores, sino como empresarios, porque lo son. El pueblo trabajador tenía muchas espectativas puestas en la movilización. No recordamos en el pasado cercano a dirigentes disparando de las bases”, señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de CTA Autónoma de Río Negro.

“Pero no nos podemos quedar en la superficialidad de las corridas y analizar que en estos tiempos se imponen cambios profundos en numerosas organizaciones. Llegó la hora que existan recambios generacionales, se ponga límites a los mandatos en los gremios y el pueblo pueda conocer los ingresos y los bienes de los dirigentes y sus familias”, enfatizó el referente rionegrino.

El hecho que la máxima conducción de la CGT se tuviera que retirar escapando del escenario, sin poder dar respuestas a las peticiones de las bases, muestra también que hay que avanzar en leyes que limiten los mandatos e impidan las reelecciones indefinidas en las entidades de trabajadores de base, pero también en las de segundo y tercer grado.

La CTA considera que sobran condiciones en la Argentina para que se convoque de manera inmediata a un paro general que permita contener las numerosas demandas de todos los sectores laborales públicos y privados.

Nunca en los últimos años fue tan agredida la clase trabajadora, ni se implementaron medidas tan agraviantes para los sectores más postergados y de menores ingresos del pueblo.

Por último, la central sindical rionegrina considera que la realidad muestra dirigentes gremiales que se han enriquecido en sus funciones y que por lo tanto ya no se encuentran en condiciones de sentir en carne propia los padecimientos del pueblo trabajador, debiendo avanzarse en iniciativas que permitan dotar de transparencia la actividad sindical, sentando la obligatoriedad de presentar declaraciones juradas de bienes e ingresos para todos los representantes de los trabajadores y de sus núcleos familiares más cercanos.

Facebooktwittergoogle_plus