Aguiar le pide a Weretilneck que se apure porque hasta la Policía llama al Gremio para pedir aumento

Facebooktwittergoogle_plus

El atraso del Gobierno a la hora de otorgar el aumento salarial correspondiente al año 2017 a todos los estatales, hace crecer el descontento en todos los sectores. Pese que algunos de ellos no pueden tener representación gremial, como es el caso de la policía de Río Negro, en la práctica cientos de agentes de esa fuerza han concurrido en los últimos días a distintas delegaciones de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y se han comunicado por vía telefónica a las oficinas para pedir, por favor, que el sindicato siga exigiendo al Ejecutivo que otorgue una urgente mejora en los haberes, ya que los actuales ingresos no les permiten llegar a fin de mes. 
 
“El Gobernador debería apurarse a otorgar el aumento salarial de este año, porque hasta los policías nos están llamando y nos paran en la calle para decirnos que no dan más, que los ingresos no les alcanzan para mantener a sus familias y que las condiciones laborales en las que prestan servicios cada vez son peores. Nos cuentan que en algunas comisarías ni siquiera hay hojas para escribir o papel higiénico en los baños”, detalló el Secretario General de ATE y CTA Río Negro, Rodolfo Aguiar y completó: “El Gobierno debería atender este reclamo de la fuerza porque hoy aparece incipiente, pero puede terminar muy mal como hace algunos años”.
 
Los policías de varias localidades también comunicaron al sindicato que las condiciones laborales bajo las que tienen que cumplir servicios son pésimas, con comisarías que se encuentran absolutamente deterioradas, baños inutilizables, falta de insumos básicos para garantizar el funcionamiento (papel – artículos de limpieza – útiles de oficina y otros), móviles con desperfectos mecánicos que no se reparan y hasta permanentes faltantes de combustible. 
 
Preocupa a Aguiar que estas demandas no tengan respuestas en el corto plazo y que el reclamo de integrantes de la fuerza siga creciendo, sobre todo teniendo en cuenta los antecedentes sobre los hechos ocurridos hace pocos años en Río Negro y que pueda existir un contagio de aquellos conflictos que las fuerzas de seguridad están planteando en otras provincias. 

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *