“Argentina y Brasil juntos pueden ser una potencia económica”, coincidieron Cristina y Lula

Facebooktwittergoogle_plus

Los presidentes de Argentina, Cristina Fernández y de Brasil, Lula Da Silva, afirmaron que si continúa el trabajo bilateral conjunto ambas economías se transformaran en potencias económicas. Firmaron declaraciones conjuntas sobre cooperación en materia nuclear, en infraestructura y por Malvinas.

“Si las relaciones bilaterales continúan, Argentina y Brasil pueden ser potencia económica”, aseguraron esta tarde los presidentes Cristina Fernández y Lula Da Silva.

Los mandatarios expusieron, en conferencia de prensa, después de firmar tres declaraciones conjuntas: un convenio sobre asociación estratégica en cooperación nuclear bilateral con fines pacíficos; un respaldo de Brasil a los legítimos derechos de la Argentina sobre Malvinas y, por último, la declaración de San Juan en política Exterior e Infraestructura. (Ver adjuntos)

En el encuentro con los periodistas, posterior a la firma de las declaraciones conjuntas, Cristina anunció que habrá otra reunión bilateral este mes.

“Con la firma del primer acuerdo en energía nuclear entre Argentina y Brasil, hemos acordado avanzar en el desarrollo conjunto en energía nuclear en el marco de los fines pacíficos”, aseguró Cristina, y señaló que “todos los países tenemos derecho a tener una política energética alternativa”.

Por su parte, Lula, aseguró que, junto a la primer mandataria argentina, dejan un legado que va más allá de los acuerdos comerciales y económicos: “Dejamos el profundo respeto de un pueblo por el otro y de los empresarios brasileños por los argentinos y sabemos que es mutuo”, afirmó.

Sobre el respaldo a la soberanía sobre las Islas Malvinas, la Presidenta remarcó su importancia, porque “es la primera vez que Brasil no sólo habla de apoyar a la Argentina en sus derechos sobre Malvinas, sino también sobre las islas Georgias, Sandwich del Sur y sobre la plataforma submarina”.

Con respecto al acuerdo de San Juan, la jefa de Estado resaltó “la decisión de poder dotar cada vez más de mecanismos de coordinación en materia de inversión en infraestructura general, energética y en materia de complementariedad de las economías”.

La firma de esa declaración conjunta implica la cooperación y coordinación en Grupos de Trabajo, que fijan los puntos de coordinación para los próximos seis meses en materia de política exterior, satelital, Defensa, Salud, infraestructura y energética.

Además, fija como objetivo la construcción de infraestructura común, que incluye la construcción de nuevos puentes sobre el río Uruguay, una represa conjunta y el aumento de la interconexión en caminos.

Los dos mandatarios valoraron esta reunión del Mercosur en la provincia de San Juan como la más importante de los últimos años, porque se alcanzó la firma del acuerdo aduanero.

“El Mercosur tuvo un segundo nacimiento cuando Lula y Kirchner llegaron al gobierno, porque lo fijaron como política estratégica de sus países. Luego de la crisis financiera internacional, esa decisión se puso en valor”, reflexionó Cristina.

“La eliminación de la doble aduana parecía imposible”

Por su parte, Lula resaltó la presidencia pro témpore de Argentina en el Mercosur y señaló que Cristina, en ese rol, logró “la eliminación de la doble aduana, que parecía imposible” años atrás.

“La única cosa que Cristina no alcanzó hacer, y no fue por culpa de ella, fue la conclusión del acuerdo bilateral entre el Mercosur y la Unión Europea”, dijo el mandatario brasileño. Aseguró que “había soñado que, con Argentina en la presidencia del Mercosur, y Zapatero en la de la Unión Europea, ese sueño no parecía lejano”.

Lula afirmó que va seguir en ese camino y que va a tener que “trabajar muy duro con -Nicolás- Sarkozy, porque Francia es el país menos propenso a firmar ese acuerdo tan importante”.

Además, Cristina aclaró que el Mercosur es mucho más que un espacio económico, que definió como “un espacio político regional, con economías complementarias, que deben agregar valor a su producción para generar más trabajo y equidad”.

“El Mercosur hoy dio respuesta a quienes aportaban a su fracaso -afirmó Lula- ya que se comercializan, sólo entre la Argentina y Brasil, 15 billones de dólares, y de eso nadie se puede quejar”.

Juntos resaltaron el acuerdo que se alcanzó con Egipto, “una economía que comercializa u$s 50 mil millones por año”. Lula destacó que el Mercosur realizó un acuerdo por primera vez con un país árabe, al mismo tiempo que logró un entendimiento con Israel, en cuestiones comerciales.

Facebooktwittergoogle_plus