Investigadores platenses buscan terapias para atenuar efectos del alzheimer y parkinson

Facebooktwittergoogle_plus

CIANCIA SALUD – ALZHEIMER/ – Un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones Bioquímicas (INIBIOLP), perteneciente a la Universidad Nacional de La Plata y el Conicet, realizan estudios de terapia génica y medicina regenerativa personalizada para minimizar los efectos del Alzheimer y Parkinson.

 Se trata de dos terapias neuroprotectoras de largo plazo, de comprobada acción en el cerebro, precisa un comunicado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

En una primer etapa, científicos de la UNLP realizaron estudios recientes en ratas -hembras viejas (24 meses) y seniles (29 meses) – que demostraron que los animales sufren una significativa declinación en la performance cognitiva en relación a sus contrapartes jóvenes.

La línea de investigación abordó la caracterización de los cambios que ocurren con la edad en una región de la corteza cerebral, el hipocampo, íntimamente relacionada con la capacidad de almacenar y evocar recuerdos.

Rodolfo Goya, director del proyecto, explicó que “en la segunda etapa de este desarrollo se planea implementar terapia génica intracerebral de largo plazo en animales jóvenes (3-4 meses) y viejos (24 meses) entrenados en tareas comportamentales dependientes del hipocampo”.

“Al final del estudio (6 meses post inyección vectorial) los animales serán testeados comportamentalmente”, destacó.

Otra línea de investigación abordada por los científicos platenses se relaciona con la reprogramación celular, descubierta en el 2006 y que implica la transferencia de un número limitado de genes de pluripotencia (es decir, que tienen la capacidad de mantener jóvenes a los tejidos) en células adultas, que puede reprogramarlas llevándolas al estadío de células madre pluripotentes inducidas (iPSC).

Este descubrimiento, que le valió el premio Nobel de Medicina 2012 a su autor, el japonés Shinya Yamanaka, abrió un insospechado horizonte de posibilidades para el desarrollo de la medicina regenerativa personalizada.

La reprogramación celular ofrece dos ventajas definitorias sobre la terapia celular basada en el uso de células madre derivadas de embriones humanos.

La primera es de naturaleza ética ya que el uso de iPSC no requiere de la destrucción de los embriones de donde se obtienen las células madre como ocurre en el caso de la terapia celular convencional.

La segunda ventaja está asociada al hecho de que las iPSC pueden obtenerse a partir de, por ejemplo, células de piel del paciente, por lo que tanto las células que se obtengan como sus líneas derivadas serán compatibles para ese paciente, por lo cual se elimina el riesgo de rechazo inmunológico que existe en la terapia celular convencional.

El equipo de investigación del INIBIOLP comenzó a desarrollar la tecnología de transferencia de genes de pluripotencia en células cutáneas de ratón a fin de reprogramarlas a neuronas que luego podrán usarse para implementar medicina regenerativa en animales con enfermedades neurodegenerativas.

Facebooktwittergoogle_plus