Militares rescataron a Correa en un feroz tiroteo con los sublevados

Facebooktwittergoogle_plus

Tropas de elite sacaron al presidente de Ecuador del hospital donde se había considerado “secuestrado” por los rebeldes. Fue en medio de un enfrentamiento con policías alzados, que dejó al menos un muerto. “Es el día más triste de mi gobierno”, dijo el mandatario.

La sublevación de policías contra el presidente de Ecuador, Rafael Correa, terminó esta noche con un feroz enfrentamiento entre los efectivos alzados y militares leales que fueron a rescatar al mandatario a un hospital castrense de Quito. El tiroteo, que incluyó escenas dramáticas, terminó con varios heridos. “Es el día más triste de mi gobierno”, dijo el jefe de Estado, de regreso al palacio presidencial de Carondelet.

Correa dejó el hospital, en el que se había considerado “secuestrado”, luego de 35 minutos de enfrentamientos. El operativo fue realizado por tropas del Grupo de Operaciones Especiales, un escuadrón de elite. La transmisión oficial -por decisión del Gobierno todos los canales emitieron en cadena nacional- mostró a varios efectivos heridos en plena calle, a la espera de asistencia.

El presidente ecuatoriano fue llevado de inmediato al palacio presidencial de Carondelet. Allí, ante la euforia de sus seguidores, Correa aseguró que las tropas sublevadas “fueron manipulados por partidos que quieren conspirar”. Y agregó: “Es uno de los días más tristes de mi vida y de mi gobierno, a causa de un grupo de desquiciados por la infamia de los conspiradores de siempre”.

Facebooktwittergoogle_plus