Para Peralta, es irreversible la decisión de caducar las aéreas estratégicas de la petrolera

Facebooktwittergoogle_plus

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, estimó que aparece como “irreversible” la caducación de un área “estratégica”,  que opera YPF en el flanco norte provincial y produce 25.000 barriles de crudo por día.

El mandatario dijo que mantiene “una obervación hipercrítica” sobre el desempeño de la empresa en los yacimientos Cañadón Vasco, Los Perales-Las Mesetas y Pico Truncado-El Cordón, en la zona noroeste, que “representa el 38% de la producción de YPF en Santa Cruz y el 11% en el país”.

“Para revertir la caída de inversión entre 2006 y 2011, YPF debería invertir más de 1.000 millones de dólares en esa área. Y dudo de que lo haga ya que hasta ahora no firmaron la renovación de la concesión, que vence en 2015”, dijo Peralta a Télam.

El yacimiento Los Perales “en 2006 producía1.350.811,3 metros cúbicosal año y en 2011 bajó a 693.845,5”, precisó el gobernador.

También señaló que las evaluaciones contenidas en los informes del Instituto de Energía de Santa Cruz indican que “no habrá inversión que pueda garantizar a futuro la reversión de ese proceso”.

“Seguramente, la decisión final no podrá ser otra que la de caducar esos yacimientos”, estimó Peralta.

La falta de inversión en ese lapso, indicó, “ha provocado daño a Santa Cruz, no sólo en cuanto a los ingresos por regalías sino por la falta de un horizonte concreto de reposición de reservas, en el mantenimiento de las fuentes de empleo y en la generación de más puestos de trabajo”.

La conflictividad social en la flanco norte provincial, donde la actividad petrolera ocupa un rol preponderante, “se debe pura y exclusivamente a la falta de inversión” en los yacimientos, señaló.

Peralta apuntó también a algunas críticas respecto a la propiedad de los recursos del subsuelo, que “son de las provincias a partir de la Ley Corta y la reforma constitucional de 1994”.

En ese sentido, afirmó que más allá de los intereses provinciales está “la ecuación energética nacional, para sostener un modelo de industrialización e inclusión social a través del trabajo”.

“Ese modelo nos contiene y está ligado a un proceso armónico de desarrollo, en el que las provincias tenemos que ver cómo aportamos al país, lo hacemos convencidos. Si se nos obliga a importar petróleo -cuestionó-, es que algo está fallando”.

En el caso de Santa Cruz, “lo que la Nación nos devuelve con las obras del interconectado eléctrico, la usina de Río Turbio, las represas sobre el río Santa Cruz” y otras obras “nos exime de mayores comentarios”, fundamentó.

Según explicó, desde la Ofephi los gobernadores buscan “achicar la brecha energética”, que atribuyó “al crecimiento a tasas chinas” en los últimos años. “Las provincias no son somos `librepensadoras`, aportamos a un país que nos contiene a todos”, aseveró.

“La ecuación financiera que hacen los dueños de YPF -comparó- es más proclive al resultado bancario que a garantizar un horizonte de explotación, reposición de reservas y aumento de puestos de trabajo”.

El plazo que tiene YPF para responder los reclamos de la provincia vence el 11 de este mes, pero Peralta dudó que pueda revertirse la situación de la empresa en el área en “observación crítica”, que es “estratégica y central” y donde la caducidad de la concesión “aparece hoy como irreversible”.

Facebooktwittergoogle_plus