Parque eólico aportara energía a la red nacional en noviembre.

Facebooktwittergoogle_plus

ENARSA anunció que el Parque Eólico Rawson (PER), que se encuentra actualmente en construcción, comenzará en noviembre a aportar energía al Sistema de Interconexión Nacional (SIN), en el marco del plan diseñado por el Gobierno nacional para diversificar la matriz energética.

El Parque PER I comenzará a generar en noviembre próximo, mientras que en febrero de 2012 entrará en operación comercial el PER II, según se maneja en el ente regulador estatal.

 

En enero de este año la compañía comenzó a construir el Parque Eólico Rawson, integrado por el PER I(48,6MW) y el PER II(28,8 MW).

 

Sobre un total de 43 molinos aerogeneradores, ya se instalaron 17 de ellos y ya se lleva construído el 80 % del total de las bases.

 

El proyecto de Rawson, que aportará en total 80 MW, es llevado adelante por la firma Emgasud S.A. que desde hace 4 años trabaja en el desarrollo de un ambicioso programa, para incorporar centrales de generación eléctrica alimentadas con fuentes renovables.

 

La matriz energética argentina está fuertemente basada en el gas que aporta el 52% de la provisión total. El objetivo fijado es que en 2016, el 8% de la generación eléctrica provenga de fuentes renovables.

 

Por otro lado, las obras del Parque Eólico Madryn serán encaradas por Emgasud desde los primeros meses de 2012. Se informó que tendrá una potencia total instalada de 220 MWm para lo que se montarán 119 aerogeneradores de iguales características a los de Rawson, sobre una superficie de 6 mil hectáreas.

 

En la licitación pública internacional que ENARSA efectuó a fines de 2009, y adjudicó en junio de 2010, Emgasud y compañías asociadas resultaron adjudicatarias de 300 MW eólicos, 110 MW térmicos con biocombustibles y 20 MW de energía solar fotovoltaica, añadió el informante.

 

En 2007 se sancionó la Ley 26.190, que estableció el régimen de fomento nacional para el uso de fuentes renovables para la generación de energía eléctrica, y fijó un plazo de diez años para que el 8 por ciento del consumo eléctrico del país sea provisto por fuentes renovables.

 

En 2009, la empresa estatal ENARSA licitó otros 1.000 MW de potencia para energía renovables y obtuvo ofertas para desarrollar proyectos por 1.461 MW, el equivalente al 5% de la potencia total instalada en el país.

 

Más del 80 por ciento de esa oferta correspondió a proyectos eólicos, mientras que el resto se repartió entre proyectos de centrales térmicas alimentadas con biocombustibles, energía solar fotovoltaica y biomasa.

Facebooktwittergoogle_plus