Tortura en Mendoza: Echan a jefes y apresan a penitenciarios.

Facebooktwittergoogle_plus

Tres jefes de distintas áreas del penal mendocino San Felipe fueron separados ayer de sus cargos y cuatro efectivos que trabajaban allí quedaron detenidos, tras la denuncia por maltratos y torturas a presos y la difusión de videos en los que se ve la aplicación de tormentos.

Fuentes del Ministerio de Gobierno de Mendoza informaron que fueron apartados de sus cargos los jefes de Seguridad Interna, de Inspección y de turno del complejo penitenciario (no fueron difundidos sus nombres), para determinar si tienen relación con los hechos.

En tanto, por orden judicial fueron detenidos cuatro penitenciarios identificados en las imágenes de la sesión de torturas grabadas con un celular y se procuraba localizar a otros dos que permanecían prófugos.

“Los agentes fueron reconocidos por sus jefes de la Penitenciaría, que prestaron su colaboración para la investigación”, explicó el fiscal de Delitos Complejos Santiago Garay al canal 7 de Mendoza.

Respecto de la situación judicial de cada guardiacárcel, el fiscal dijo que “sólo podrían quedar en libertad los que estén acusados de vejámenes, debido a que el delito de tortura no es excarcelable”, ya que tiene una pena de 8 a 25 años de prisión.

“Vamos a llegar hasta el hueso”, remarcó Garay, aunque afirmó que no cree que estos episodios hayan sido avalados por autoridades de mayor jerarquía dentro del penal.

El gobernador de Mendoza, Celso Jaque, afirmó que “se trata de un caso aislado, pero no significa que no se deba aplicar la ley como corresponde”.

“Por eso instruí al ministro de Gobierno y al de Seguridad para tomar las medidas que correspondieran y fueron separados de sus cargos quienes tenían responsabilidad en este hecho”, manifestó el mandatario.

Según Jaque, este tipo de hechos “no son algo permanente y sería muy malo poner un manto de sospecha sobre la totalidad del personal de la penitenciaría”.

“Hace dos años, enviamos un proyecto de ley para que Mendoza contara con una normativa que estableciera un protocolo de cómo debe actuar el personal con los presos, pero esto no ha sido tratado aún” dijo en clara alusión a la Legistaura provincial.

En tanto, esta tarde los detenidos permanecían en el departamento de Contraventores a la espera que se resuelva su situación procesal.

Se trata de los penitenciarios Daniel Perón, Luis D`Ambrosio, Germán Núñez y José Arredondo, mientras que el prófugo fue identificado como Johnatan Navarro.

Los maltratos y torturas fueron denunciados por la Asociación para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos Xumek, luego de que el abogado Diego Lavado recibiera un celular con los videos que muestran los tormentos.

En los videos, subidos a varios portales de noticias de Mendoza, se puede ver a un interno esposado y atado a una reja al cual tres carceleros golpean en las costillas.

También se burlan de él al grito de “Salta Violeta, salta” y le dicen “Sos el bocón”, aparentemente porque habría denunciado maltratos de los guardiacárceles.

En otra de las imágenes, se observa a otros dos hombres del servicio penitenciario que golpean a un joven, lo tiran al piso y luego cierran la puerta para que no se siga viendo la imagen, al parecer tomada por otro compañero a través de un celular.

El ministro de Gobierno, Mario Adaro, dijo ayer que “estos hechos avergüenzan” y que “es una situación absolutamente grave porque se da en el marco de una democracia”.

Este hecho se dio luego de que hace seis años la provincia de Mendoza recibió sanciones por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) debido al trato a los internos en las cárceles, pero que esa situación se revirtió a fines de 2010.

Facebooktwittergoogle_plus