Adelantando el Carnaval.

Encuentro de Murgas en “Las 1.200” de Cipolletti

El sábado 17 de diciembre por la tarde se juntaron en el Barrio Las 1.200 seis murgas de Cipolletti.

Los anfitriones: Resbalados en la Esquina, murga de género y generacional formada solo por niñas o chicas muy jóvenes.

Km. 30. Del Paraje El 30. Con una presentación y mensaje muy simpático, esperanzador y buena conexión con el público.

La Chispa de los Viejos. Del CITE, murga generacional formada por “gente grande”, casi todas mujeres, los hombres se borran siempre de estas cosas, salvo por el presentador y la batería formada por 3 jóvenes, al igual que su directora, una maravilla que arrancó los plausos más serenos y sostenidos.

Estrella del Norte. Del Barrio La Paz. Que al igual que las anteriores cada una con distintos valores demostró porqué pueden estar convocadas.

El plato fuerte llegó con las dos últimas:

Galantes de Momo. Del Barrio Don Bosco. Por la cantidad y calidad de integrantes y efectos especiales coordinados y efectivos, sección de baile muy pareja, buen escenario con elaboración, inclusión de instrumentos como guitarra de lata y güiro y abajo una batería de gran potencia bien a tierra pero también con momentos muy sutiles, interpretando un adagio solo con platillos y un final de máxima creatividad en el toque con síncopas y búsquedas musicales nuevas.

Cerró el espectáculo la señera La Bufona Carpocapsa, «Centro Murga La Bufona Carpocapsa»,  primera murga de la zona, con buen cantidad de participantes y tono más melancólico demostrando ser la murga con mejor escenario, a cargo de su director el Chino Berrud, de muy buen canto y composiciones propias de claro raigambre en lo popular y muy  buenas letras.

Muy buen ejemplo. Como curiosidad para las costumbres murgueras de Buenos Aires donde no faltan encontronazos cada vez menos sostenidos, es que las murgas participaban en algún momento en los bailes de sus colegas y alentaban desde afuera.

Entre los trajes se pudo observar lo tradicional en murgas, es decir colores sobrios y las variantes que aparecieron por los 80 donde se incorporó una paleta más brillante y multicolorida.

La organización A cargo del Grupo de Trabajo 1.224 Viviendas, compuesta por integrantes del barrio hizo una gran labor, con un amplio escenario, buen sonido y buen animador.

Por el buen camino. Es muy aliciente el nivel alcanzado en el relativamente poco tiempo de raigambre de las murgas en la ciudad.

Murgas en la Patagonia

«Siempre me pareció que la Murga porteña era unas de las expresiones más profundamente urbana y popular que nos ofrecía la impersonal Bs. As., al menos para un hombre del interior. La mística de pertenecer a un barrio donde se saluda a cada paso, el coreano con el taxista, el boliviano con la matrona de la esquina y con la esposa del empleado público (léase “medio pelo”) La mística de la pertenencia dentro de esa Babel es digna de admiración. Los mismos colores en el traje, a veces el mismo club, con los matices de cada uno en los “apliques” cocidos por la mamá, vecina caritativa o uno mismo.

El verso rante y picaresco traídos desde el tiempo ido (antiguas resbalosa) sacando una sonrisa. El toque de bombos  que lleva un profundo corazón de bombo “cabeza” algo de aquellas comparsas de negros que festejaban al “Restaurador”  antes de que cayera la picota del unitarismo mitrista, o tal ves los “lubolos” y los “tanos” con su tarantela. Tal vez las compañías gaditanas de teatro venidas a menos saliendo a pasar la gorra o todo eso junto…

Por que no creer que eso mismo podría brotar en nuestras culturas urbanas donde los chicos en la calle no son “changos” ni “gurises” si no PIBES…donde fácilmente se dibujan inflexiones porteñas junto a las cuyanas (por no decirlas chilenas). ¿No seremos un barrio de Bs. As. En busca de identidad y pertenencia?

Tal vez entre el plato de bronce del bombo murguero aparezcan otras identidades que junto con aquellas de origen nos ayuden a sentir el orgullo de ser de acá.»

Chino Berrud

Si le interesa incorporarse, tome nota de los lugares y días de reunión:

Estrellas del Norte: de Barrio La Paz, se reúnen lunes, miércoles y viernes de 19 a 20 hs. en el Playón de Arenales y Belgrano, frente a Jardín 20.

Chispa de los Viejos: se reúnen en CITE, Miguel Muñoz y Fray Justo Sta. María de Oro martes de 17.30 a 18.30 hs. Y jueves de 18 a 19 hs.

Resbalados en la Esquina: de Las 1.200, se reúnen martes y jueves de 19 a 29 en el Plazón de las 1.200.

Galantes de Momo: del Barrio Don Bosco, los domingos a las 18 hs. En la plaza o en el Centro Comunitario.

La Bufona Carpocapsa: en el Club San Martín, los sábados a las 16:30 hs.

Además  La murga Km. 30 .

-Edgardo Rissi – Agencia Noticias Alpataco Cipolletti