Aprobaron la adhesión al régimen de sinceramiento fiscal

La Legislatura rionegrina sancionó hoy, por mayoría, la adhesión a la ley nacional que establece un Régimen de Sinceramiento Fiscal.

La norma establece el Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados orientado a lograr, entre otros objetivos, que los derechos de la tercera edad puedan materializarse y no quedar como una mera norma programática.

En este marco, la ley crea un régimen excepcional de regularización tributaria hasta el 31 de marzo de 2017, para aquellos contribuyentes y responsables que regularicen su situación fiscal, en los impuestos y tasas que administra la Agencia de Recaudación Tributaria, como consecuencia de su acogimiento al sistema voluntario y excepcional de declaración de bienes establecido en la normativa nacional.

El legislador Alejandro Palmieri (JSRN), como miembro informante del proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo, explicó que la norma nacional invita a adherir a todas las jurisdicciones provinciales y que Río Negro sería la sexta provincia en hacerlo.

Afirmó que el fin de la ley “es recuperar la entrada de divisas, es decir, que los argentinos que tengan bienes o depósitos en el exterior sin declarar los traigan al país.” Palmieri indicó que el gobierno nacional estima que esta cifra ronda los 20 mil millones de dólares y consideró que “con mucho menos, representaría un impacto importante en la economía nacional”.

Señaló que sólo se podrá legislar en los impuestos provinciales y explicó que la adhesión en la órbita de la Agencia de Recaudaciones Tributarias se dará después de que el contribuyente, sea persona física o jurídica, adhiera al régimen nacional. Indicó además que, a diferencia de otras provincias, el blanqueo en Río Negro tendrá un costo tributario, en función de la escala de los ingresos omitidos en el país.

El legislador recordó que ya hubo legislación que buscó fomentar el ingreso de fondos en el país, como fueron las leyes de blanqueo de diciembre de 2008 y de mayo de 2013”.

Los legisladores Mario Sabbatella y Nicolás Rochás adelantaron el voto negativo de la bancada del Frente para la Victoria, y coincidieron que “la norma macrista busca beneficiar a los grandes evasores de fondos que no van a volver al país”.

Por su parte, Soraya Yahuar (UCR) y Daniela Agostino (AFPIR) anunciaron su apoyo. La legisladora radical consideró que “esta ley forma parte de un conjunto de normas que son sumamente necesarias para sacar al país de la crisis heredada que nos toca transitar”.

Asimismo, resaltó que la ley prevé garantizar los fondos del sistema previsional que serán reforzados con los ingresos fiscales que genere el blanqueo y los desequilibrios de las cajas jubilatorias provinciales no transferidas. “Esta ley tan técnica, tiene una connotación social que no todos destacan y es justamente que todo lo que se recaude se aplicará al financiamiento de la administración nacional de Seguridad Social”.