ATE LANZÓ PARO NACIONAL PARA EL 11 DE AGOSTO

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) lanzó un Paro Nacional de 24 horas para el próximo 11 de agosto para enfrentar las políticas de ajuste del Gobierno Nacional, contra la creciente inflación y la brutal suba de tarifas y servicios, y en demanda de políticas públicas que repercutan favorablemente en las clases populares y los trabajadores.

En Río Negro, la entidad sindical suma las demandas de una recomposición salarial para la segunda parte del año que permita mitigar el daño en el poder adquisitivo de los trabajadores causado por la inflación y el cese de la precarización laboral, entre otras demandas. Es que la estimación de una inflación anual que ronde entre el 48 y el 50 por ciento, deja al descubierto la insuficiencia de todas las subas salariales acordadas a principio de año a nivel provincial y municipalidades.

La convocatoria a la medida de fuerza nacional surgió como resolución de la reunión de la conducción nacional del sindicato, integrada por el Consejo Directivo Nacional y los Secretarios General de todas las provincias, que se llevó a cabo recientemente en la ciudad de Buenos Aires. La provincia de Río Negro llegó a ese cónclave con la propuesta de paro nacional que, coincidente con otras representaciones provinciales, permitió que la entidad lance la nueva jornada de lucha para manifestar el disgusto de los trabajadores.

En el Consejo Nacional se analizó que las medidas económicas nacionales no sólo están impactando de manera funesta en los trabajadores estatales, sino que también perjudican a los trabajadores jubilados y de la actividad privada, aumentando el desempleo y la pobreza. Al mismo tiempo, la creciente transferencia de recursos desde los sectores más vulnerados hacia los grandes capitales, lesionan notablemente a los comercios, a la pequeña y mediana empresa, industria, el turismo y las economías regionales.

Por estos días, la conducción provincial de ATE analiza la metodología de la protesta en la jornada, con acciones provinciales o protestas regionales y locales, no descartando la posibilidad de confluir con otras fuerzas sindicales, sociales y políticas.