ATE pide al gobierno que salde la deuda con porteros

ATE

El gremio ATE Rio Negro, (Asociación Trabajadores del Estado) demanda al Gobierno Provincial el inmediato pago de las horas suplementarias adeudadas a los porteros de escuela. Es que el Gobierno no cumplió con la palabra empeñada, ya que el compromiso asumido por las autoridades del Ministerio de Educación era cancelar la abultada deuda con los trabajadores inmediatamente después del pago del aguinaldo.

La instrumentación de las horas extraordinarias del personal de apoyo se encuentran reguladas por el Decreto 790 del Poder Ejecutivo Provincial, que indica claramente que las horas trabajadas deben ser canceladas a mes vencido.

Sin embargo, en la actualidad, se adeudan las horas suplementarias correspondientes a septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2014. Y la mayor responsabilidad por la acumulación de esta millonaria deuda recae sobre el Consejo de la Función Pública y Reconversión del Estado, ya que su alta burocracia impide que los pagos sean liquidados en tiempo y forma. Desde hace meses los expedientes de pago se acumulan en esas oficinas y, pese a los numerosos reclamos, no se ha logrado celeridad en las tramitaciones.

A la luz de los hechos, es evidente que el Gobierno nunca tuvo la voluntad de cancelar el mencionado rubro salarial en diciembre y que mintió sobre la fecha en que las horas iban a ser abonadas, esperando que llegara el receso de verano. Al respecto, Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro señaló: «‎Las autoridades de Educación mintieron para evitar protestas en las escuelas durante el último mes de año», y completó: «El Gobierno vuelve a castigar a uno de los sectores de trabajadores más postergados de la administración pública. No podemos admitir que se adeuden cuatro meses conceptos salariales».

Finalmente, en relación al Consejo de la Función Pública remarcó: «No es fácil aceptar semejante burocracia administrativa. No puede ser que los expedientes pasen meses en esas oficinas sin ser trabajados. Exigimos que las horas sean pagadas de inmediato. Cuando convocan a los porteros para que las realicen, ante la falta de personal en todas las escuelas, saben de sus extremas necesidades y ni siquiera tienen la sensibilidad de abonar en tiempo y forma los servicios prestados».