Buenas Prácticas ético legales en VIH/Sida

Guia de Buenas Practicas etico legales en VIHSida

Día Mundial de la Lucha contra el Sida, presentan la guía sobre Buenas Prácticas ético legales en VIH/Sida

El primero de diciembre, en conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la Delegación Río Negro del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) distribuyó la segunda
edición de la “Guía de Buenas Prácticas ético legales en VIH/sida”, elaborada por la Fundación Huésped y publicada por el INADI, en todos los hospitales y centros de salud de la provincia de Río Negro.

“Esta guía aborda el derecho al acceso igualitario a la salud como derecho humano fundamental. El objetivo es la difusión de las leyes y la promoción de derechos de las personas que viven con VIH/Sida”, señaló Julio
Accavallo, delegado rionegrino del INADI, al tiempo que agregó: “Los derechos fundamentales no pueden ser promovidos, ni ejercidos en tanto no sean conocidos”.

La declaración de Interés Nacional de la Lucha contra el Sida que impulsa el artículo 1 de la Ley 23.798 puede ser considerada la primera respuesta normativa en Argentina.

Destaca además, la necesaria implementación de políticas de estado a través de programas de investigación, prevención y asistencia en VIH/Sida, garantizando en todos los casos el respeto por los derechos fundamentales de las personas a fin de evitar la medicalización y la discriminación.

En el año 2011, desde el Servicio de Promoción de Derechos de la Fundación Huésped se registraron más de 1500 denuncias, de las cuales el 23 por ciento estaba relacionado con discriminación laboral. Este porcentaje no ha variado en los últimos años. A pesar de las recomendaciones de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y de la OMS (Organización Mundial de la Salud), actualmente en Argentina se sigue solicitando el análisis de VIH para acceder a algunos puestos de trabajo.

“Sin dudas, la discriminación en VIH/Sida se observa en mayor medida en ámbitos laborales y en la cobertura de los servicios de atención médica.

En muchos casos, probar la discriminación es difícil y, además, hay limitaciones de acceso a la justicia; razón por la cual, la discriminación opera como una auténtica `epidemia oculta´”.

A través del estudio “Índice de Estigma en Personas con VIH” en Argentina, se demostró que la gran mayoría de los entrevistados atravesó alguna situación de discriminación, destacándose la murmuración con un 58 por ciento de los casos, los insultos, acoso y amenazas con el 34 por ciento y, el rechazo sexual con un 25 por ciento.

“Este tipo de discriminación está vinculada al hecho de que mucha gente no comprende cómo se transmite el VIH y tiene temor del contagio. La discriminación afecta la autoestima y rendimiento de las personas con VIH”, explicó Accavallo.