Buscan proteger derecho de privacidad de usuarios telefónicos

La creación del Registro Provincial de Privacidad Telefónica (RPPT), al que podrán acceder todos los usuarios del sistema telefónico, incluidos clientes de las empresas que ofrecen servicios de telefonía fija y móvil en la provincia de Río Negro, propuso el legislador Facundo López (Encuentro-Frente Grande) a través de un proyecto de ley.

 

Según la iniciativa, podrán inscribirse de manera voluntaria en el Registro Provincial de Privacidad Telefónica las personas titulares de líneas telefónicas, que acrediten domicilio en la provincia y que constaten ser usuarios de las empresas del rubro por medio de la factura de pago del servicio denunciado.

 

Los inscriptos en el RPPT contarán con el beneficio de no recibir publicidad o promociones de manera masiva y las empresas de telefonía móvil o fija no los incluirán en su base de datos para enviarles grabaciones, mensajes de voz o de texto u otro tipo de envío telefónico.

 

López describió que el telemercado o telemarketing es una actividad que permite un contacto instantáneo entre proveedor y consumidor y entre sus objetivos se encuentra el disminuir gastos de venta al remplazar las visitas personales por llamadas telefónicas; incrementa las utilidades por concepto de ventas al reducir los costos y al aumentar los volúmenes de venta, ya que se puede cubrir un mercado más grande; promociona servicios y extiende la fuerza de ventas con costos mínimos, abaratando el precio del transporte en distancias grandes, entre otras ventajas.

“Pero, sin dudas, lo que es una ventaja empresarial repercute en los potenciales clientes de las empresas, desde la molestia permanente de la recepción de estas llamadas y más aún cuando este sistema de ventas se hace de manera masiva, vía grabaciones publicitadas telefónicamente o mensajes de textos enviados a celulares en lo que conocemos como spam telefónico”, explicó el legislador.

 

“Es evidente que un usuario de empresas telefónicas está expuesto a este tipo de ventas y promociones que no solicito y que incuso, no desea y que compulsivamente, las empresas que brindan un servicio telefónico, obligan a sus clientes a recibir información en horas inconvenientes y con contenidos que no es del interés del usuario”, agregó.

 

“Está claro que el telemarketing es una herramienta que el empresariado utiliza y que le ha dado grandes resultados, pero más allá de esto se debe considerar y debe primar el derecho del usuario (consumidor que muchas veces se siente acosado) a no ser interrumpido en su descanso o su actividad habitual y que considera a este sistema una molestia”.

 

“Frente a esta problemática, parece fundamental proteger el derecho a la privacidad del consumidor y crear una herramienta en respuesta a las múltiples quejas y denuncias reiteradas de usuarios de la telefonía fija y móvil”, concluyó López.