Conmemoración del Día de la Policía en Río Negro

RIO NEGRO – El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, encabezó hoy los actos en la localidad de General Roca por el Día de la Policía. En este marco dejó inauguradas las nuevas instalaciones de la Comisaría Tercera de esa ciudad. El Mandatario estuvo acompañado por vicegobernador, Carlos Peralta y el intendente local, Martín Soria.

Participaron también el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo; el secretario de Seguridad y Justicia, Miguel Bermejo, el jefe de Policía, Ariel Gallinger, el subjefe de la Fuerza, Comisario General Roberto Stupniki, la Plana Mayor de la institución, intendentes invitados, el diputado nacional, Oscar Albrieu y vecinos en general que se dieron cita en el nuevo edificio.

En la oportunidad, autoridades provinciales y de la Policía de Río Negro homenajearon a efectivos policiales caídos en ejercicio de su deber. En este sentido, uno de los momentos más emotivos, fue cuando familiares del Subcomisario Aníbal Alonso recibieron por parte del Gobernador.

Cabe recordar que Alonso fue asesinado cuando intentaba identificar a un sospechoso que se trasladaba en un auto por la localidad de Pilcaniyeu, en abril pasado.

Además, fue reconocida la familia Sobarzo, integrada por cuatro generaciones que de policías de la Fuerza rionegrina. En este sentido, la señora Sebastiana del Carmen Canales de Sobarzo fue distinguida por su incansable colaboración con la institución policial.

También fueron reconocidos 40 empleados policiales, quiénes se destacaron en el esclarecimiento de diferentes delictivos y actos de servicio y seguridad hacia la comunidad rionegrina.

Al respecto, el Gobierno provincial anunció que estos efectivos policiales recibirán además un reconocimiento estímulo. El mismo implica el pago de un haber neto mensual, que se hará efectivo junto con la Segunda Cuota Anual Complementaria.

En la oportunidad, el Mandatario rionegrino acercó su saludo y reconocimiento a toda la familia policial. “Quiero acompañarlos y mostrar mis más sincero respeto, aprecio y valor a una de las instituciones del Estado de más importancia. Institución que ya se desempeñaba en la región, antes que la provincia fuera creada por el gobierno nacional”, destacó.

“Quiero resaltar y destacar el trabajo silencioso y abnegado que todos los días realizan en las calles de los distintos puntos de nuestra provincia. En el principio de la institución policial en la región, los policías además de realiza su labor, oficiaban de carteros, enfermeros, transporte. Era apreciado, querido y valorado y fue acompañando el desarrollo y crecimiento de la población”, sostuvo Weretilneck.

“Sin embargo, con las dictaduras militares, la policía fue conocida como una institución que no respetaba los derechos humanos, alejada de la sociedad. Hoy cuando estamos cumpliendo un año de esta gestión, estamos trabajando para construir la nueva policía de Río Negro, una policía que mire hacia delante, para los próximos 50 años”, dijo.

“Debe ser una policía diferente, porque la sociedad no es la misma, las familias ya no son como antes, como tampoco la juventud. Debemos entender que cambió la sociedad, por lo que la policía deberá adaptarse, porque si no entendemos que esto, nunca vamos a poder entender como resolver los problemas”, aseveró.

“Tenemos que preguntarnos porqué hay personas que cometen delitos y una vez contestada esta pregunta, vamos a entender qué es la inseguridad”, agregó.

“Nunca los gobiernos debieron haber dejado a la institución policial sola. Sin embargo, fue más fácil que el problema de seguridad fuera solo de la policía. Desde el gobernador, el vicegobernador y los ministros estamos demostrando que como autoridades constitucionales electas nos hacemos responsables de los problemas, demostrando que no somos indiferentes”, subrayó.

Por otra parte, destacó que el jefe de Policía, por primera vez sea un civil quién está al frente, no para ir contra la institución, sino porque no somos indiferentes. Creemos qué mejor que un civil sea quién represente los intereses de la policía ante los demás ciudadanos, como así también frente a las autoridades constitucionales. El jefe de Policía es un permanente luchador y motivador para que la policía tenga los recursos necesarios. Ante esto, nosotros decimos que siempre y cuando se respeten las leyes, la ley Orgánica de la Policía y la Constitución, tendrán nuestro reconocimiento y acompañamiento”, sostuvo.

“Sin preconceptos, debemos rescatar el trabajo diario que la policía desempeña, pero sin olvidar lo que aún es necesario modificar”, agregó.

“Ser policía es una vocación, esto significa que surge de lo más profundo del alma de los seres humanos. Entiendo que muchas veces han sufrido incomprensión, adversidades e incluso privaciones de las mismas familias de los policías, o el dolor ante la pérdida de un camarada; por eso hoy queremos acercar como autoridades constitucionales nuestro mayor aprecio, respeto y reconocimiento”, finalizó.

El jefe de Policía, Ariel Gallinger destacó a quiénes enaltecen el trabajo diario. Hoy reconocemos la labor y el esfuerzo del Comisario Anibal Alonso caído en abril pasado en el ejercicio de su función en Pilcaniyeu y en él a  cada una de las personas que trabajan día a día, porque nos parece que ese es el mensaje que tenemos que hacer llegar a nuestra sociedad”.

“Por eso cuando se generaliza cuando se habla mal de la policía, debemos saber que también existe esta policía, con verdaderos actos heroicos. Debemos marcar la diferencia en estos empleados policiales”, indicó.

“Se viene dando al interior de la Fuerza policial una transformación y hemos avanzado en la conformación de una nueva Plana Mayor con tres integrantes, incorporando tres secretarios  civiles especialistas en las temáticas de sus áreas respectivas, tanto a cargo de la administración de los recursos materiales, de la planificación como de la capacitación”.

Resaltó además la puesta en marcha de procedimientos de licitaciones públicas por parte del gobierno provincial para la adquisición de nuevos móviles, camionetas, motos, cuatriciclos y equipamiento para cuarteles de Bomberos, con una inversión de 32 millones de pesos.

Adelantó que para el próximo años se adquisición progresiva de Zeppelín de gas natural envasado destinado a proveer de este servicio a dichas unidades en reemplazo de la leña, con una inversión cercana a los 3 millones de pesos.

Subrayó además que “se han iniciado las tramitaciones para concretar las Licitaciones Públicas para la adquisición de chalecos antibalas, armas reglamentarias y chalecos reflectivos, por un monto aproximado de 8 millones de pesos”.

Con respecto a la vestimenta de los efectivos policiales, el jefe de la Policía, indicó que se encuentran en etapa de preadjudicación las licitaciones correspondientes a los respectivos implementos para la confección de uniformes, como así también la provisión de  camperas, pistoleras, borcegos, gorras y cintos  por un valor que supera los 6 millones de pesos.

Gallinger anticipó que “el año próximo se trabajará en una Ley Orgánica de la Policía, que recepte los derechos de cada uno de los empleados policiales, más moderna, con garantías en cuanto al trabajo. Para ello necesitamos el acompañamiento de toda la Fuerza, la sociedad y las organizaciones, para generar debate y que de él surjan los consensos”.

Por otra parte, destacó la puesta en marcha de convenios con la Universidad Nacional de Río Negro, para que los empleados policiales inicien capacitaciones a fin de profesionalizar la Institución.

El jefe de Policía, manifestó además la necesidad de aumentar la cantidad de egresados policiales e indicó que “en la actualidad se reciben 400 policía por año, pero necesitamos llegar a mil para poder dar respuestas a la sociedad”.

También subrayó la creación del Cuerpo Operativo Especiales y de Rescate (COER) en reemplazo del grupo BORA.

“Esta gestión ha puesto énfasis en la prevención y en este sentido resulta necesario revisar ahora nuestra función policial como auxiliar de la justicia, no respecto a lo que por ley corresponde, sino, con relación a tareas secundarias que comenzaron a implementarse a modo de colaboración “y buenos oficios” y que ahora se cumple por orden de jueces, fiscales y demás funcionarios judiciales”, indicó Gallinger.

“Hoy la demanda del Poder Judicial en el área de todos los recursos que requieren es cubierta en gran parte con el servicio policial. Cuando pretendemos agilizar, optimizar y dinamizar los servicios policiales para cumplir con el mandato social, nos encontramos que parte de nuestros recursos se encuentran “atados” a la burocracia judicial”, señaló.

Agregó que “en la dinámica permanente de optimizar nuestra actividad, generar y administrar convenientemente nuestros recursos, ha llegado el momento de analizar nuestra función al servicio del poder judicial, el cual a mi criterio se encuentra sobredimensionada y se la distrae de la función específica que es prevención y seguridad”.

“La cuestión ameritó un análisis que nos llevó a que actualmente el 70% del personal se encuentra abocado a tareas judiciales y/o administrativas y solo el 30% a la tarea de Prevención. Hoy nuestro desafío es revertir esos porcentajes mediante  propuestas y alternativas de solución, que sean prioritarias para mejorar el servicio policial y por ende la Imagen Institucional”, explicó.

“El objetivo de esta gestión es estar al servicio de cada una de nuestras comisarías y no en función de sostener estructuras administrativas y burocráticas”, finalizó.

El acto finalizó con un emotivo desfile, amenizados por la banda de música de la Policía de Río Negro.

Posteriormente las autoridades se trasladaron hasta el aeropuerto local “Arturo Illia”, donde realizaron el respectivo saludo protocolar a los embajadores de países de Medio Oriente, que llegaban a la ciudad.

Luego el mandatario provincial viajó a la ciudad de San Carlos de Bariloche, donde en horas de la tarde, dejará inauguradas las nuevas instalaciones de la Subcomisaría Nº 80, ubicada en la esquina de México y Lima, de barrio San Francisco Tercero de la ciudad lacustre.

Características del nuevo edificio

Cabe señalar que el nuevo edificio contó con un presupuesto de ejecución cercano a los 7 millones de pesos e implicó la construcción de 28 oficinas destinadas para administración e investigaciones, además de un sector conformado por 4 calabozos, 1 Salón de Usos Múltiples y 1 sala de reuniones.

La nueva comisaría cuenta con una superficie cubierta de alrededor de1.600 metros cuadrados. Este proyecto edilicio, incluyó la recuperación y remodelación del actual edificio, que será destinado a servicios generales y cochera de personal. La obra fue ejecutada por la empresa ECA.