Contó por una red social que era violada

(Valle Medio) – Cerca de dos semanas atrás, un mail y un post en una red social, escritos por una nena de 11 años, generaron distintas reacciones en el Valle Medio. Pero la más generalizada de ellas, como si el espanto fuese una costumbre fue: la indiferencia. Como si el horror fuese sólo televisado y llegara en directo desde capital.

Como si no pudiese haber historias oscuras en esta región.

«Esto, para mí es una joda», dijo un tipo, que había leído el post.

«¿Y si no lo fuera…?», le contestó otro con cara de asombro ante la indiferencia mostrada por su amigo.

«¿Y si no lo fuera?», volvió a preguntarle sin obtener respuesta.

«Tengo 11 años y desde que tengo 7 soy violada», decía crudamente en el primer

párrafo el mail y el post. Luego sostenía que además una de sus hermanas también había sido víctima. Indicaba que acudió a distintas comisarías donde no le quisieron recibir la denuncia.

Pocos días después de la circulación del mail, la Justicia Penal, a través del fiscal, Guillermo Bodrato, que se anotició de esta situación también a través de las redes sociales comenzó una causa de oficio para determinar si los dichos en el escrito eran ciertos. También sirvió la presentación espontánea de un vecino que creyó que el mail podría ser verdadero.

Así Bodrato, ordenó de manera inmediata una serie de medidas para determinar la veracidad de los dichos de la menor.

El domingo por la mañana y ayer en dos ocasiones, dos fuentes distintas e importantes de la Justicia, confirmaron a este medio que efectivamente tras los primeros exámenes médicos se había comprobado que la niña había sido abusada sexualmente.

Al ser consultado, el fiscal se mostró cauto y hermético, por la complejidad de la causa. «No se trata de una causa sencilla», sostuvo escuetamente por teléfono.

Entre las confirmaciones dadas a conocer por las fuentes judiciales se mencionó que el victimario podría ser del círculo íntimo de la nena, por lo que habría sido excluido –por pedido de la justicia y un informe realizado por promoción familiar– del hogar.

«Quedan aún reunir muchas más pruebas pero vamos por buen camino. Queremos ir desentrañando la madeja de a poco para que no se nos escape ningún detalle, porque podría haber más víctimas y porque además de confirmarse esto deberían tomar intervención otras jurisdicciones judiciales» agregaron las fuentes.

Las próximas horas en el marco de la investigación pueden ser claves y contundentes, por eso la reticencia del fiscal en no hablar y dar detalles concretos sobre lo que ha podido reunir hasta ahora y sobre las identidades de los protagonistas.

Entre las pruebas, se ha mencionado desde la Justicia Penal, constan varias declaraciones testimoniales de personas que hablaron con la nena, y a quienes les contó el calvario que estaba viviendo. Estas declaraciones junto con las pruebas médicas y nuevos exámenes a la víctima pueden resultar esclarecedores en los próximos días.

Fuente: Sergio Escalante para el Diario Río Negro.