Detienen a dirigentes gremiales.

(Cinco Saltos) – ATE dio a conocer un nuevo comunicado respecto de la situación que se vive en la ciudad rionegrina de Cinco Saltos.

También se distribuyeron imágenes, donde se ve a la policía al momento de la detención de dirigentes gremiales.

Frente a la permanencia pacífica en el recinto del Concejo Deliberante de Cinco Saltos que llevan a cabo los trabajadores, en reclamo de la reincorporación de más de 60 empleados despedidos por las autoridades municipales, se hizo presente en el lugar el Juez Dr Gustavo Herrera y la Dra Fiscal Rita Lucia, comunicando a quienes se encontraban en el lugar que desde este momento se encontraban imputados en una causa judicial y que se los intimaba a desalojar el lugar, con amenazas de ser detenidos.

«Nuevamente la policia persigue a trabajadores y no a los verdaderos corruptos que se enriquecen con fondos públicos», disparó Rodolfo Aguiar y completó: «Hacemos responsables de la represión que podamos sufrir a las autoridades políticas y a su falta de voluntad y capacidad para resolver los problemas de la sociedad».

Lejos quedan las promesas de campaña de Liliana Alvarado sobre un cambio para la comunidad cincosaltense. Está probado que gobernará para otros intereses que no son los de los trabajadores y el pueblo. Se cesantea a los incómodos y a los críticos, no a los corruptos y los que actuaron día tras día para que el Municipio quede en las paupérrimas condiciones en los que se encuentra hoy.

También queda lejos el anuncio de una nueva policía. Si reprime a los trabajadores, de nueva la policía no tiene nada. En respuesta a los reclamos, el gobierno sólo sabe dar palos y nunca respuestas. Esa es la maldita policía.

Si la intendenta quisiera una administración más eficiente, debería haber analizado caso por caso y actuar en consecuencia. A los vecinos de la ciudad queremos aclararles que la ciudad no va a estar más limpia y más linda echando a trabajadores; tampoco el Municipio va a recaudar más y gastar mejor si los mismos corruptos y ñoquis siguen viviendo con la plata de los trabajadores.

«Los trabajadores que reclamamos por los derechos no estamos en la ilegalidad. Ilegal es despedir a trabajadores y dirigentes gremiales, como ha ocurrido en Cinco Saltos», concluyó Aguiar.