El Estado provincial recupera tierras fiscales vendidas de manera irregular

RIO NEGRO – El Estado rionegrino recuperará 24 mil hectáreas de tierras fiscales de la meseta de Somuncurá, en la región sur de la provincia, que fueron vendidas de manera aparentemente irregular durante la gestión del ex gobernador Miguel Saiz, se informó en fuentes legislativas, donde se avanza en el proyecto de ley correspondiente.

El caso fue motivo de una investigación periodística del programa televisivo `Caiga quien caiga´, y el actual gobernador Alberto Weretilneck se comprometió públicamente a impulsar la anulación de esa venta.

Se trata de 24 mil hectáreas, ubicadas al sudoeste de la localidad de Valcheta, en una zona protegida por su alto valor ambiental, con amplias perspectivas para la cría de ganado ovino y especies autóctonas como el guanaco.

La adjudicación a propietarios privados, autorizada en el año 2009 por el gobierno anterior, se pactó en el precio de 9,18 pesos por hectárea, pagaderos en 24 cuotas.

El proyecto de ley para la restitución de las tierras fue impulsado inicialmente por la legisladora Magdalena Odarda (ARI), sumando luego el respaldo del bloque mayoritario del Frente para la Victoria.

«Esas tierras fueron adjudicadas a un precio vil, en 9,18 pesos la hectárea, mediante una tramitación irregular que fue dictaminada de nulidad absoluta por la Dirección de Tierras y por la Fiscalía de Estado en estos últimos meses», sostuvo Odarda, en declaraciones a Télam.

Añadió que «las 24 mil hectáreas fueron adjudicadas a través de la entrega de tres predios distintos, lo que contraviene la ley provincial de Tierras porque se supera la unidad económica establecida para la meseta de Somuncura (de 15 mil hectáreas), y porque sólo se puede adjudicar un predio por titular».

«Por otra parte el titular no reside en el lugar ni produce, en contraposición con lo establecido por la misma ley de Tierras», agregó.

La diputada también advirtió que «se otorgó el título de propiedad antes de los 5 años que establece la ley y además, al pertenecer estas tierras a un área natural protegida, debió haber algún dictamen u audiencia pública del Consejo de Medio Ambiente y una inspección previa al otorgamiento del título».

Por su parte el legislador César Miguel (Frente para la Victoria, titular de la comisión especial sobre Tierras) señaló en declaraciones a medios locales que «lo que se busca es remediar una situación que durante muchos años se había hecho un método de aplicación para la transferencia de tierras que es sumamente nocivo, además de estar en contra de los principios que establece nuestra Constitución y la ley de tierras».

También opinó la legisladora Silvia Horne (FpV, presidente de la comisión de Planificación, Asuntos Económicos y Turismo) quien destacó la importancia de aprobar la iniciativa porque «este caso reúne todas las irregularidades».