El gobernador Jorge Sapag defendió el proyecto oficial de presupuesto nacional

Dijo que está en juego la ejecución de más de 7.400 obras públicas en todo el país, incluido Neuquén, y que las iniciativas opositoras implican “el déficit, el endeudamiento y mayor presión tributaria” al no prever el pago de la deuda externa con reservas del Banco Central

El gobernador Jorge Sapag defendió el proyecto de presupuesto nacional presentado por el oficialismo y solicitó a los legisladores “solidez y seriedad” en el tratamiento de la iniciativa, que “afecta a todas las provincias”. El mandatario, en declaraciones periodísticas, advirtió que está en juego la ejecución de un presupuesto plurianual que contempla más de 7.400 obras públicas en todo el país, muchas de ellas en Neuquén, con una inversión de 33 mil millones de pesos para 2011. Entre esas obras está incluida la correspondiente a Chihuido I.

Consideró que los proyectos presentados por la oposición -el del denominado Grupo A y el correspondiente a Proyecto Sur- implican un giro de 180 grados respecto de la propuesta del Ejecutivo nacional porque “lo reorientan más al gasto que a la inversión”. Además de afectar las inversiones incluidas en el proyecto oficial, las iniciativas opositoras apuntan al endeudamiento de la República y pone “en peligro más de cien mil puestos de trabajo”.

En efecto, Sapag dijo que ambas iniciativas opositoras “alientan el déficit, el endeudamiento y mayor presión tributaria al proponer no pagar la deuda con reservas” del Banco Central de la República Argentina. Además, esos proyectos “no permiten el presupuesto plurianual, con lo cual las obras públicas que se ejecutan en más de un año, no tienen cabida en ese presupuesto” y tampoco consideran “los avales para obras como es el caso de Chihuido I”.

Por lo tanto, el gobernador Sapag, “en defensa de la descentralización de los recursos, de la realización de las obras públicas comprometidas, de la prudencia fiscal” solicitó a los dos bloques de la oposición, que incluye al radicalismo, al peronismo federal, a la Coalición Cívica, a GEN y a PRO por un lado y a Proyecto Sur por el otro, “a que esperen su turno para gobernar y que hagan propuestas superadoras que sean serias y responsables”.