Elizabeth Soler consigue la 14ta. medalla dorada

(Mexico) – Elizabeth Soler aportó la 14ta. medalla de oro para la Argentina en los XVI Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, al ganar la prueba de Programa libre femenino de patinaje artístico.

Soler, de 18 años, había quedado primera el domingo en la rutina corta y hoy se aseguró el oro en el programa largo; en ambas rutinas sumó 516,40 puntos y fue escoltada por la chilena Marisol Villarroel (494,40, plata) y la brasileña Talitha Hass (484,60).

La disciplina también aportó una presea de plata para la delegación nacional: la de Daniel Arriola en Libre masculino.

«Estoy muy contenta por aportar esta medalla a la Argentina. Es un premio al trabajo y al esfuerzo», dijo la bonaerense en sus primeras declaraciones tras la victoria.

La patinadora, que representa a San Lorenzo, explicó: «La verdad es que no me lo esperaba. Ojalá que alguna vez el patinaje artístico sea olímpico. No pierdo las esperanzas».

La subcampeona mundial, que se consagró en Portimao (Portugal)2010, admitió: «Para el patinaje los Panamericanos y los mundiales son lo más importante, dentro de lo que es Argentina.

Este es mi primer Panamericano y por eso mi alegría es enorme».

Soler dedicó este logro «a mis entrenadores, a mi familia y a mi hermana (Giselle) que tiene 14 años y patina como yo. Ella tiene un gran talento».

Con las 14 medallas doradas, la Argentina ya superó la marca que había registrado en la edición anterior de los Panamericanos, Río de Janeiro 2007, donde cosechó 11.

Por su parte, Daniel Arriola consiguió su tercera plata consecutiva en Panamericanos en Programa libre masculino.

El argentino sacó 513,10 puntos y escoltó al brasileño Marcel Sturmer que sumó 533,20 y se quedó con la medalla de oro. El colombiano Leonardo Parrado fue bronce con 493,00.

Arriola fue plata en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 y Río de Janeiro 2007 y no ocultó su frustración por no conseguir el primer puesto.

«Esto tiene un sabor amargo porque ya tenía dos Panamericanos con plata. En una la perdí yo y en otra me robaron. Tenía todo para llevarme el oro, estaba en buenas condiciones, pero tuve la mala suerte de agarrarme una diarrea acá», se quejó.

Y describió: «Hace dos días que vengo perdiendo mucho líquido y sales. También bajé dos kilos. Esta mañana hablé con los dirigentes porque no me sentía en condiciones para ir a la pista».

«Más no podía dar y las piernas las tenía débiles, no puedo reprocharme nada. Una medalla de plata no es para desmerecerla porque muchos deportistas luchan por una», cerró.