Espía nazi trabajaba para la dictadura de Pinochet

Las recientes publicaciones sobre el criminal de guerra nazi y espía Walter Rauff, ocuparán también la cámara baja del parlamento alemán, el Bundestag.

El pasado domingo, varios medios alemanes reportaron que Rauff, quién inventó el sistema de exterminio por medio de los llamados camiones de gas, trabajó entre 1958 y 1962 para el servicio secreto de la República Federal de Alemania, el BND.

Según un informe de la revista semanal Der Spiegel (El Espejo), Rauff, al que se lo responsabiliza por la muerte de medio millón de personas en el campo de exterminio de Auschwitz, también espió contra Cuba, después del triunfo de la Revolución.

«La conducta del BND bajo el entonces gobierno del canciller Konrad Adenauer fue criminal», señaló el diputado socialista Jan Korte, miembro en la junta directiva del partido Die Linke (La Izquierda).

El parlamentario responsabiliza al democristiano Adenauer y su jefe de cancillería, Hans Globke, de dar cobertura a Rauff, según despacho de Prensa Latina.

«La Unión Democristiana de Alemania y la Unión Social Cristiana de Baviera deben reflexionar su relación con la herencia política de la época de Adenauer y abogar finalmente por un esclarecimiento de la influencia de ex nazis en los primeros años de la RFA», agregó Korte.

En una interpelación del partido Die Linke sobre el caso de la Colonia Dignidad en Chile, entregado al gobierno a principios de julio, dos de 69 preguntas se refieren a Rauff.

En la interpelación, el partido socialista pregunta «si el exjefe de grupo de la Oficina Central de Seguridad del Reich mantenía contactos con la Colonia Dignidad».

También pregunta, si Rauff, quién huyó a Chile después de la derrota del fascismo, trabajaba para la dictadura de Pinochet y su servicio secreto, DINA.

Casi tres meses después de haber recibido estas preguntas, el gobierno de Merkel todavía no ha respondido.