Evitan intento de fuga masiva en el establecimiento de ejecución penal 2 de Roca

GENERAL ROCA RN – El Servicio Penitenciario de Río Negro evitó anoche un intento de fuga masiva del que participaron 13 internos en el Establecimiento de Ejecución Penal Nº 2 de General Roca. Así lo informó esta mañana en conferencia de prensa el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, quien destacó que la situación actualmente está controlada y la situación ocurrió tras un intento de motín producto “del descontento” por requisas realizadas.

La rueda de prensa se realizó en el despacho del Ministro de Gobierno, quien estuvo acompañado por el secretario de Seguridad, Miguel Bermejo; el secretario de Gobierno, Fabián Gatti y la subsecretaria de Participación Comunitaria, Marta Arriola.

En la oportunidad, Di Giácomo indicó que el gobierno actual heredó un sistema “colapsado” y por eso “estamos hablando de un servicio penitenciario en formación”.

Por su parte, el secretario Bermejo destacó que “los trabajos que estamos haciendo de invertir en horas extras para el personal penitenciario, pago de horas adicionales para el personal policial que trabaja para el Servicio Penitenciario, recargando el área de Seguridad Interna del establecimiento, han permitido abortar” tanto el intento de fuga detectado anoche, como también el secuestro de un arma de fuego en el Penal la semana anterior.

El ministro Di Giácomo destacó que se analiza la necesidad de personal en las cárceles “desde dos puntos de vista, por un lado en la habilitación de horas extras y de adicionales y, por otro lado, en cursos de capacitación para ingreso de una masa crítica muy importante de agentes penitenciarios, unos 300 que se están formando en Viedma, y entre 100 y 150 en el Alto Valle”.

Bermejo dijo en este sentido que “vamos a contar con capacitadores del Servicio Penitenciario Federal, que para eso se firmó un convenio con el Ministerio de Justicia de la Nación; el curso va a durar unos tres meses, un mes y medio estrictamente teórico, y luego se van a desplazar los aspirantes a los establecimientos para hacer prácticas internas”.

Requisa e intento de motín

En referencia al intento de motín en el Penal 2 de Roca, Bermejo informó que “ayer en el pabellón 2, en las celdas 5 y 9, el personal de requisa detectó un desprendimiento de la mampostería y de carpintería y se retuvieron elementos punzantes, sogas y otros elementos que habían preparado los presos para una fuga masiva de aproximadamente 13 internos”.

Mencionó además que “la semana anterior se había producido un hecho, también muy importante, que fue el secuestro de un arma de fuego, calibre 32 largo, que estaba adentro del Penal”. Agregó que “a través de la requisa se pudo descubrir intentos de introducción de proyectiles en horario de visita” y recordó que “hablamos de presos de alta peligrosidad” que se encuentran en ese establecimiento.

Informó además que como consecuencia de la requisa de anoche esta mañana el personal “está abortando” un nuevo intento de motín, y explicitó  que “el juez de Instrucción Penal, Juan Pablo Chirinos, se encuentra desde la mañana en el pabellón y podemos decir que ya está controlada la situación de descontento por la requisa realizada anoche por el personal”.

Expresó asimismo que “la seguridad interna de los penales se ve seriamente comprometida, especialmente como consecuencia de la gran cantidad de visitas que se producen los fines de semana”.

Agregó que “además de los 350 internos, entran aproximadamente entre 700 y 800 personas de visita, con lo cual el Penal, durante los sábados y domingos, está conteniendo una población general de más de mil personas”.

Bermejo ratificó que tras la herencia de un sistema colapsado en las cárceles, ahora “estamos reforzando no solamente el área de Seguridad Interna sino también los Gabinetes Técnicos Criminológicos que habían sido prácticamente desmantelados y no tenían criterios para distribuir la población de acuerdo al grado de estado criminológico de cada uno de los presos”.

Dijo en este sentido que “estamos desarrollando una suerte de ingeniería de desplazamientos, de acuerdo a los estudios criminológicos de los presos para saber dónde tiene que estar a cada uno”.