Exigen el «esclarecimiento» del atentado a la casa de una Madre de Plaza de Mayo en Neuquén.

La Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo exigió el esclarecimiento del atentado a la casa de una Madre de Plaza de Mayo en la capital neuquina, a dos días de iniciarse el juicio oral y público a 34 represores acusados de delitos de lesa humanidad ocurridos en las provincias de Río Negro y Neuquén durante la última dictadura, conocido como la «Escuelita II».

El ataque con disparos de armas de fuego se produjo el viernes en el domicilio de Inés Ragni, integrante de Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén y Alto valle, en donde funciona la sede del organismo de derechos humanos.

«No es casual que esto ocurra cuando se llevan adelante los juicios a los genocidas que no aceptan que la justicia legal les llegue», afirmó en diálogo con Télam, la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora, Taty Almeida.

La entidad expresó se solidarizó con las Madres de Neuquén a través de una solicitada publicada este sábado en Página/12, en la que manifiesta su «repudio ante el cobarde atentado» y exigió «que e investigue hasta ls últimas consecuencias a los autores e tan denigrante actitud y se haga justicia».

En ese marco, Almeida instó a los organismos correspondientes que «cuiden como nunca a los testigos» en las causas por violaciones a los derechos humanos porque «no queremos más (Jorge Julio) López y (Mónica) Suppo», dijo por el testigo desaparecido en 2006 y la sobreviviente y testigo asesinada.

Tanto Inés Ragni como su esposo Oscar presenciaron el miércoles el inicio de las audiencias del segundo juicio contra 24 represores acusados de delitos de lesa humanidad, ocurridos en la región durante la última dictadura militar, que lleva adelante el Tribunal Oral Federal de Neuquén.

Telam