Exporfrut. La red de complicidad que permite más de 500 despidos

Hace un par de semanas nos enteramos de una noticia trágica, asombrados vimos como una empresa de la región despide más de 500 trabajadores y todo sigue como antes.

Más de 500 trabajadores de todo el Valle Medio fueron despedidos de la planta de Chimpay. Como si eso fuera poco, las indemnizaciones mal liquidadas.

¿Qué es lo que permitió que esto ocurriera? ¿Por qué quienes tienen poder para intervenir en la situación miran para otro lado o justifican la situación?
Hay aquí una cadena de poder, intereses en juego que, como siempre, terminan perjudicando a los trabajadores y beneficiando a los sectores más acomodados.

En primer lugar la empresa, seguramente, que achica gastos a costa de los obreros rurales, cuando los hizo trabajar durante mucho tiempo en pésimas condiciones y con bajos salarios.

Después viene el poder político. Tanto a nivel municipal, como provincial y nacional no movieron un dedo para solucionar esta situación. Al contrario, algunos terminan justificando a la empresa. Teniendo la información con anterioridad el gobierno de la provincia no hizo nada para detener la medida.

Habría que recordar que el desembarco de estos capitales es parte de una política de la provincia que les da facilidades a este tipo de empresas, con la excusa de “atraer inversiones”, terminan llevándose la riqueza de nuestras tierras y la salud de nuestros trabajadores.

Y por último el sindicato. ¿Qué representación sindical tienen los trabajadores? ¿Qué tiene que pasar para que dejen en la calle a 500 trabajadores y el sindicato de los obreros rurales no haga nada?

Es evidente que hay aquí una cadena de complicidad. Cualquier hecho parecido ocurrido en otro lugar del país hubiera sido un escándalo. Sin embargo aquí nadie se pronuncia, dejan a los trabajadores solos, sin organización, sin medios para movilizarse y articular sus intereses, los hacen trabajar en malas condiciones, y, como si fuera poco, los echan cuando quieren. Además, juegan con la esperanza de los trabajadores al decirles que van a ser reincorporados en un supuesto “nuevo emprendimiento”.

Manifestemos nuestro rechazo a estas políticas de despidos, desmantelamiento de la producción regional y miseria a que quieren condenar al pueblo.

• Basta de vaciamiento de la economía regional
• Por el derecho al trabajo, y al salario digno
• Basta de despidos y trabajo en negro
• Basta de complicidad del poder político y sindical con las grandes empresas

Obreros rurales de Luís Beltrán

Agrupación Agustín Tosco.
Trabajadores de la educación. Valle Medio
Fuente: Martín Lamas