Informe de Mango en la Legislatura: “Esta ley cuenta con un consenso casi total”

El ministro de Educación de Río Negro, Marcelo Mango, brindó en la Legislatura un informe sobre el proyecto de la nueva ley orgánica de Educación. La iniciativa no recibió cuestionamientos importantes, la oposición planteó algunas inquietudes y la necesidad de modificar algunos detalles, pero fue respaldada en general.

En su exposición, Mango rescató la historia de la legislación educativa y sus bases constitucionales y legales en la Provincia. Entre otros antecedentes, destacó la importancia de la ley 2444 para Río Negro. Luego sintetizó el proceso de construcción colectiva de la ley.

Explicó que el proceso se orientó en base a tres “ideas fuerza”, que tienen que ver recuperar las mejores tradiciones político-pedagógicas de la provincia de Río Negro, incorporar a la nueva legislación todos los nuevos derechos y garantías consagrados en las nuevas leyes de Educación de la última década, y “pensar la educación que queremos los rionegrinos para los próximos 20 años”.

El ministro valoró la decisión de la Legislatura, de la Comisión de Educación, de volver a salir a la sociedad rionegrina a armar las audiencias públicas y entrevistas necesarias para que aquellos sectores que planteaban la necesidad de alguna modificación pudieran ser oídos e incorporados.

Destacó el debate interno con todos los bloques: “Recibimos de los distintos legisladores de la oposición aportes y críticas que supimos corregir conjuntamente para construir la mejor de las leyes. Esta ley cuenta con un consenso casi total”.

Sostuvo que “ésta no es una ley para una gestión, para un gobierno, no es una ley para el corto plazo, es una ley que consagra una política pública, de Estado, que garantiza un derecho social y que tiene que tener una perspectiva de por los menos 15 ó 20 años de trabajo”.

Los ejes centrales del proyecto

Mango explicó que la ley contempla una serie de principios, derechos, garantías y prescripciones para el gobierno de la Educación. Consideró que la nueva norma es central porque recupera la tradición de la democracia plural, del constitucionalismo social y de la democratización del sistema educativo. Advirtió que la ley “nos pone en el contexto de una Argentina distinta, que recupera el federalismo, consagra los consensos de políticas públicas y de Estado para la Provincia”

El titular de la cartera educativa explicó que la nueva ley consagra la educación como un derecho social y establece los principios derechos y garantías y los fines de la política educativa.

En este sentido -indicó-, la ley avanza en garantizar el lugar principal e indelegable del Estado en recuperar la centralidad pedagógica, en quitar y terminar de eliminar toda concepción que desde una mirada de mercantilización de la Educación generó graves daños para el acceso con igualdad al sistema educativo; y también apunta a fortalecer los niveles de calidad, de excelencia y de mejora del sistema educativo.

Como cuestiones centrales de la nueva ley, el ministro explicó que la norma establece la necesidad de la vigencia de los Derechos Humanos y de la educación centrada en la memoria histórica; la consagración del derecho a la participación de los distintos sujetos del derecho a la educación; la interculturalidad y el reconocimiento de los aportes de los pueblos originarios; el respeto por la diversidad y las distintas culturas y cosmovisiones; la necesidad de un sistema educativo inclusivo para todos.

La ley establece niveles y modalidades, define a la escuela rionegrina como “abierta”, pública, una escuela que garantiza el acceso a los bienes culturales a toda la población. La norma define también los tiempos escolares, refuerza la universalización del nivel inicial y lo fortalece; redefine a la escuela primaria y establece que todas sean de jornada extendida o completa; y contempla la obligatoriedad de la escuela secundaria.

La norma también busca fortalecer la educación técnica, incorporar la modalidad de la educación intercultural bilingüe; la modalidad en contexto de encierro para personas privadas de la libertad; la educación domiciliaria hospitalaria; la educación artística; nuevos contenidos asociados a nuevos derechos, como los Derechos Humanos; educación sexual integral; educación ambiental; y la educación para las tecnologías de la información y la comunicación.

Con respecto al gobierno de la Educación, la ley establece un sistema democrático, con la representación de todos los sujetos y sectores, centrado en un Consejo Provincial de Educación que también tenga representación de padres y madres. Incorpora las juntas de clasificación de nivel inicial; redefine la situación de los agentes educativos no estatales; establece los derechos y las responsabilidades de cada uno de los sujetos, tanto de los padres y madres, como de los estudiantes. También contempla los derechos y responsabilidades de los trabajadores de la Educación, se consagra por ley el derecho a la paritaria.

El nuevo texto normativo incorpora además un nuevo título de políticas socio-educativas asociadas a la inclusión y a la justicia social; otro título ligado a los aportes al gobierno de la Educación para construir un Estado que planifique y administre con eficiencia las metas y fines definidos y la necesidad del financiamiento de la Educación; y propone que el presupuesto no sea inferior al promedio de los últimos cinco años de inversión educativa en relación al gasto total de la provincia.

Por último, la ley crea tres consejos, uno consultivo, para el seguimiento de la propia ley; un observatorio de la igualdad y la calidad en la Educación; y un consejo de seguimiento de las construcciones curriculares y los contenidos asociados al nuevo paradigma que contempla la nueva ley.

Por último, incorpora un capítulo sobre cooperadoras escolares y deroga toda normativa vigente de la Dictadura militar.