Categorías
Río Negro

Lazzeri cauto y prudente con la policía

El legislador Iván Lazzeri (Alianza) dijo que cree firmemente en “una Policía que se prestigia a partir de su depuración y de acciones muy claras y contundentes que separen a los malos policías de los buenos efectivos, que son la enorme mayoría” y aclaró que “no me gusta discutir si se tiene que ir o quedar fulano o mengano, porque no me corresponde y porque es una decisión que tiene en sus manos el gobernador y eso él lo tiene muy claro. Sé que estas cuestiones no le pasan desapercibidas”.

Lazzeri destacó también que “he defendido mucho a la Policía de Río Negro y me he hecho carne de sus problemas y de sus dificultades; no me gusta el momento que está pasando y no me parece bueno que, permanentemente, se encuentre en una polémica donde la vulneración de los derechos humanos aparezca como un común denominador”.

El ex ministro de Gobierno, durante la primera gestión del gobernador Miguel Saiz, afirmó que «quiero ser muy cauto y prudente y he escuchado que otros sectores de mi partido opinan, como Fernando Chironi, quien fue ministro de Gobierno y Esteban Rodrigo, que también ocupó ese cargo, al igual que Roberto De Bariazarra”.

“Todos quienes hemos ejercido en la cartera política tenemos alguna responsabilidad y algún antecedente para mostrar en el área de Seguridad. Pongo mis antecedentes, que son de la gestión de Saiz, durante el primer mandato como prueba de lo dicho” ofreció Lazzeri.

Agregó: “si Saiz no me hubiera hecho ministro y no me hubiera permitido avanzar en algunas de las cuestiones que mi equipo y yo pensábamos, no podríamos estar hablando de la gestión” al frente de la cartera política rionegrina.

El ex ministro recordó que durante su gestión la secretaría de seguridad y la subsecretaría de derechos humanos estaban en sintonía y con el mismo grado de importancia y responsabilidad.

Aclaró que “prefiero seguir con este prudente silencio, que contribuye a que este mal momento que está viviendo la seguridad en la provincia de Río Negro se acomode definitivamente”.

Enfatizó que “no quiero discutir nombres, creo que la Policía tiene que tener un enorme compromiso y demostrarlo cotidianamente con la defensa de los derechos humanos. Creo que el poder político tiene que conducir a la fuerza de seguridad, porque la conducción política de la seguridad le corresponde a la civilidad a través de sus representantes”.