Legisladores e IPROSS analizaron relación con Sanatorio San Carlos de Bariloche

Legisladores de la comisión de seguimiento del IPROSS se reunieron esta tarde con las máximas autoridades de la obra social provincial para analizar la situación derivada de la actual relación del Instituto con el Sanatorio San Carlos de Bariloche.

En ese sentido, la legisladora Irma Haneck (bloque SUR) dijo que “ese sanatorio ha recibido por parte de la obra social una comunicación que dejaría de ser prestadora a partir del 5 de agosto pasado”.

“Durante la reunión de hoy se intentó, con algunos puntos que quedaron acordados, esclarecer porque el sanatorio dejaría de ser prestador y el motivo de la decisión por parte de la obra social. Haber retirado el propio sanatorio el médico auditor, que es algo acordado por todas las partes, es decir los cuatro sanatorios de Bariloche, y no tener la información que se desprende de las auditorías de cada uno de esos establecimientos, ha llevado que el IPROSS tomara la decisión de retirar a San Carlos como prestador”, agregó la presidenta de la comisión parlamentaria.

Informó haber expresado claramente a las autoridades del IPROSS la necesidad que tiene Bariloche en materia de salud, a través del referido sanatorio.

“La Junta de Administración del IPROSS se reunirá mañana para analizar si se restituye el auditor médico retirado por el propio sanatorio y podríamos estar en condiciones de decidir si ese establecimiento no tendría mayores inconvenientes de volver a ser prestador de la obra social”, dijo Haneck, aclarando que “todo esto es potencial porque mañana lo estaría resolviendo el IPROSS”.

Agregó que “quiero dejar muy claramente expresado que nosotros no estamos en defensa de ninguna corporación médica ni de ningún sanatorio en particular, sino que estamos siendo (los legisladores) la voz de los pacientes de Bariloche, afiliados a la obra social provincial que utilizan el sanatorio y que hoy se ven privados del servicio”.

La legisladora resaltó que “no nos podemos dar el lujo de dejar de tener prestadores, en una ciudad que tiene mucho más de 100.000 habitantes y pocas camas disponibles, a través de un déficit que se arrastra desde hace varios años en Bariloche y que preocupa a Salud Pública y a todo el sistema integrado de salud”.

Finalmente, Haneck abogó por “el pronto reestablecimiento del sanatorio como prestador del IPROSS”.

Además de Haneck, participaron en la reunión las legisladoras Graciela Di Biase (Alianza), María Inés Maza (Encuentro-Frente Grande y su par de bloque Facundo López, mientras que por el IPROSS asistieron el presidente, Alcides Pinazo, y el vocal gubernamental de la obra social, Remigio Romera