Machado aclaró que el Digesto no modificó ninguna ley

El titular del Digesto Jurídico de Río Negro, Oscar Machado, aclaró que “no es cierto” que el organismo que preside haya modificado la Ley 3660, como habría observado la legisladora Magdalena Odarda en un artículo publicado el sábado por un matutino provincial.

 

Machado indicó que en el caso advertido por la legisladora del ARI, el Digesto se limitó a elevar las modificaciones que por cuestiones jurídicas y técnicas envió la Universidad de Buenos Aires en aquel entonces y la Legislatura sancionó la Ley 4270, que modificó la 3660.

 

Explicó que la Ley 3660 fue modificada por la 4270 en la primera consolidación normativa y en esta norma se sacaron los plazos que establecía porque a la fecha de su sanción ya estaban vencidos.

 

Apuntó que en el informe que remitió la Universidad de Buenos Aires, donde se analizaba la totalidad del cuerpo normativo, en ese momento compuesto por 4.700 leyes, con esa norma había dos opciones: o declarar que había perdido vigencia por el plazo cumplido o mantener las obligaciones emergentes de la ley sacándole el plazo que había sido estipulado como un plazo a favor de los obligados.

 

“Como se hace en todos los casos, la modificación no la hizo el Digesto, sino la Legislatura, al sancionar la Ley 4270 en noviembre del 2007”, señaló Machado.

 

“No hay una sola ley, que ni siquiera por error, el Digesto haya modificado, todas se han reformado mediante una nueva ley”, reiteró y explicó que se ha trabajado en  cinco leyes de consolidación, la última está en trámite y va a ser analizada en el recinto en la próxima sesión. “Cualquier corrección que se proponga la debe sancionar la Legislatura”, agregó.

 

El titular del Digesto estimó que la confusión generada por este tema se debe a que “Odarda no ha tenido en cuenta el texto consolidado de la ley”.

 

Por otra parte, descartó que la consolidación que estaba en el orden del día de la última sesión no se haya tratado por motivos relacionados con alguna presentación realizada por Odarda, ni por alguna observación o disidencia con respecto a la nueva consolidación normativa que se iba a votar, según se lo comunicó la presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Nelly Meana.

 

Según le informaron, se pasó para la próxima sesión por una cuestión de distribución de temas, considerando la cantidad de proyectos para tratar ese día