Multas al bolsillo del funcionario que no cumpla.

“Se aplicarán multas diarias al bolsillo de los funcionarios responsables para que cumplan”, afirmó el Dr Sodero Nievas, en relación al amparo por el ascensor del Paulo VI.

El Juez del amparo Dr. Víctor Hugo Sodero Nievas, afirmó en relación a la ejecución de la obra que permitiría instalar un ascensor en el colegio Paulo VI de esta Capital Provincial,  que “no se ha cumplido como corresponde con la ejecución de la obra, con lo cual se entró en una etapa de ejecución de sentencia que significa la imposición de astreintes diarios, es decir la aplicación de una multa económica al bolsillo de los  funcionarios responsables”.

El Dr. Sodero Nievas se expresó este jueves en una entrevista periodística en Radio Nacional Viedma, y agregó que “el último informe que leí ayer de la Directora del Paulo VI, dice que no se ha cumplido con lo dispuesto en el marco de un recurso de amparo judicial”. “Esto está coordinado por una funcionaria pública que hoy es Ministro, la Contadora Adriana Gutiérrez que fue designada para supervisar la concreción del proyecto definitivo en un plazo no mayor de 30 días, así como de la ejecución de la obra en un término razonable”.

 

Cabe recordar que la acción judicial fue iniciada oportunamente por los padres del joven Leandro Miller de 15 años, a quién la dificultad de motricidad que padece le permite movilizarse sólo en silla de ruedas, con la que no es posible sortear las escaleras y llevó a su familia a la justicia por el reclamo de un ascensor o rampa que le permita cursar las materias que se dictan en el primer piso del edificio.

 

“Desde el Superior Tribunal de Justicia le dimos tratamiento urgente antes de la feria y lo resolvimos, ya que el compromiso era que se ejecutara en feria y se comenzara el segundo semestre del año con la obra terminada, no ha sido así y es lamentable porque esto que implica un caso en forma directa, pero implica muchos casos en forma indirecta porque el colegio tiene una política de integración de alumnos con capacidades diferentes para que puedan desarrollar un plan de estudio acorde a sus posibilidades”, destacó el Dr. Sodero.

 

“En este caso puntual tenemos un gran intelecto e imposibilidad de desplazamiento, hay que poner desde el Estado todo lo que haya que poner, para que esa persona se realice y que no sea un discurso, que sea una práctica y esta es una forma en que garantizamos la igualdad de oportunidades, el acceso a la educación y todos los demás derechos constitucionales”, destacó.

 

El Dr. Sodero Nievas reiteró que “la ejecución de sentencia significa la imposición de astreintes, le vamos a aplicar una multa diaria para que los funcionarios responsables paguen. Para que consigan los recursos que tienen que conseguir porque si estuviéramos hablando de la construcción del edificio, jamás intervendría el Poder Judicial, pero acá estamos hablando de pequeñas cosas, pero que tienen una gran utilidad, un gran uso y ni siquiera pueden considerarse un gasto, tienen que considerarse una inversión y en este caso es tanto el bien que se haría que si el Estado no tiene los recursos, los tiene que conseguir con un poco de voluntad”, concluyó.-