Odarda: “Río Negro va a hacerle frente a la extranjerización y concentración de la tierra”

La legisladora Magdalena Odarda destacó el apoyo unánime de la Legislatura rionegrina a la ley que establece restricciones en Río Negro a la adquisición de tierras por parte de grupos extranjeros, sancionada en la última sesión del Parlamento. “Con esta ley Río Negro le hace frente a este proceso de extranjerización y concentración de la tierra”, aseguró.

La norma impulsada por Odarda modifica la ley de Tierras Fiscales (Q 279) y la de Tierras Fiscales Rurales ubicadas en zona de frontera de la Provincia (Q 1537), con el fin de restringir el acceso a las personas físicas o jurídicas de origen extranjero en consonancia con el derecho existente en países desarrollados, que imponen estrictas prohibiciones y límites en la adquisición de inmuebles, fijando la intervención del Estado en la defensa de su territorio, de sus recursos naturales y de su producción nacional.

La iniciativa dispone también la creación de un registro de sociedades extranjeras y anónimas argentinas con participación extranjera, que operen dentro de la provincia, a las que obliga a transformar sus acciones en nominativas.

Además, crea un registro provincial de productores agropecuarios y propietarios de inmuebles rurales. Según Odarda, “estas medidas permitirán un mayor seguimiento en los movimientos de adquisición y venta, previniendo procesos de desruralización y paulatina concentración y extranjerización”.

“Lamentablemente, estamos viviendo tiempos en los que se ha sustituido la visión de la tierra como un bien social por una visión mercantilista de la tierra —advirtió la titular del bloque de la Coalición Cívica ARI —. Es el Estado el que debe ser garantía del acceso a la tierra para todos los ciudadanos, por eso creo que con esta ley vamos a tratar de atacar este proceso de extranjerización y concentración de la tierra, que se impuso desde la dictadura y con el modelo menemista también, a través de leyes complacientes y permisivas”.

La autora de la ley remarcó que con estas leyes “complacientes y permisivas”, se llegó a la situación actual en la que el 10 por ciento del territorio argentino está en manos de grupos de inversión que controlan otros países”. Según Odarda, el 10 por ciento del territorio argentino, equivalente a la superficie de Uruguay, ya está en mano de estos grupos.

De acuerdo a la iniciativa sancionada, en el caso de las personas jurídicas, se prohíbe la adquisición de tierras rurales fiscales a todo tipo de sociedad comercial que no tenga como objeto principal la explotación agraria. También en el caso de personas jurídicas, se prohíbe la adquisición de tierras rurales fiscales a aquéllas que se hayan constituido en el extranjero directa o indirectamente, y a las sociedades anónimas que no adopten la forma nominativa de sus acciones y sociedades anónimas constituidas en el país pero subsisidiarias de firmas extranjeras.

Para las personas físicas se establece la necesidad de que sean residentes, con no menos de diez años de permanencia en la provincia.

También se prohíbe la adquisición de tierra rural fiscal a quien no tenga domicilio real y legal en el país y a los funcionarios de designación política nacionales, provinciales y municipales, directivos o integrantes de sociedades en la que el Estado nacional, provincial o municipal sea parte. Tampoco podrán hacerlo los empleados que se desempeñen en el organismo de aplicación de la ley.

Odarda destacó que con esta ley la Legislatura rionegrina aprueba un proyecto en similares términos que las iniciativas que se están analizando a nivel nacional. Indicó que en la actualidad hay 10 proyectos de ley que se están discutiendo en la Cámara de Diputados relacionados con este tema. Explicó que el proyecto avalado la semana pasada por el Parlamento rionegrino se basó fundamentalmente en el proyecto impulsado por Elisa Carrió y los diputados Pablo Orsolini y Ulises Forte, de la Federación Agraria.