Policía diagrama un protocolo de actuación y prevención de violencia de género

Jefatura-policia-de-Río-NegroRIO NEGRO – La Jefatura de Policía de Río Negro se encuentra trabajando en la creación de un protocolo de actuación y prevención de violencia de género en la institución policial para ser aplicado en todas las áreas y servicios de la Fuerza.

Para afrontar las necesidades, se realizó la primera reunión de trabajo con los psicólogos que trabajan en la Institución  y que se desempeñan en la Escuela de Cadetes, el Departamento de Sanidad Policial, Unidad Regional I y la Jefatura de Policía.

En esta oportunidad se expusieron los objetivos junto al subjefe de Policía, comisario general Roberto Stupniki; la Secretaria de Seguridad y Justicia, Martha Arriola; el director de Recursos Humanos, comisario mayor Miguel Ángel Corradini; y el jefe del Departamento de Bienestar Social, Subcomisario Antonio Verdugo.

El subjefe  Stupniki, indicó al finalizar la reunión con los profesionales que “trabajamos en la creación un protocolo con un seguimiento y evaluación permanente de todo el personal policial y en especial aquellos que tienen antecedentes de violencia intrafamiliar o de género”.

Detalló que  se trabajará –con la decisión del Gobierno de Río Negro y por instrucción del jefe de Policía, Fabián Gatti- en la “capacitación de todos los psicólogos de todas la Unidades Regionales como también jornadas de reflexión y sensibilización de todos el personal sobre violencia de género, doméstica y Ley Provincial número 3040”.

Por otra parte  informó que este próximo viernes se realizará una segunda jornada de trabajo con los psicólogos y se sumarán los Trabajadores Sociales para realizar una planificación adecuada de las tareas a realizar en los Gabinetes Psicológicos de General Roca, Cipolletti, San Carlos de Bariloche, San Antonio y Viedma.

En relación a la temática planteada, se remarcó desde la Jefatura de Policía que “es necesario trabajar con el personal policial en desterrar mitos y prejuicios sobre los Psicólogos, porque a través de ellos podemos mejorar la calidad de vida de cada uno de los efectivos policial que tengan algún tipo de inconveniente y considerar a los profesionales como herramienta útil y necesaria para revertir, junto a métodos y técnicas, situaciones límites contra el stress laboral, violencia de género como dificultades emocionales que se presente en el personal”.