Remarcan la histórica condena a militares y ex policías rionegrinos

VIEDMA RN – El Ministerio de Educación y Derechos Humanos remarcó la decisión de la Cámara Nacional de Casación Penal que confirmó las condenas  al primer interventor militar de la dictadura en Río Negro, Néstor Rubén Castelli; al Jefe de la Policía, Raúl Lucio Gerardo Pedernera y otros cuatro  ex policías rionegrinos. Las condenas se dictan por el secuestro el  2 de abril de 1976 de Daniel Orlando Avalos y Carlos Apolinario Lima, en ese entonces dirigentes de la seccional Sierra Grande de UOCRA.

Néstor Castelli, militar retirado con el grado de general de brigada, jefe de la Escuela de Instrucción Andina de San Carlos de Bariloche y primer interventor militar en la provincia de Río Negro de la dictadura en 1976, fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión por el delito de privación ilegítima de la libertad agravado por el empleo de violencia, hecho calificable como delito de lesa humanidad.

Raúl Lucio Gerardo Pedernera, militar retirado con el grado de coronel,  al momento de los hechos jefe de policía de la provincia de Río Negro, fue condenado a la pena de 8 años y seis meses de prisión, e inhabilitación especial por doble tiempo del de la condena.

El juicio se desarrolló en la ciudad de Viedma a partir del 23 de junio de 2011, siendo la fecha de la sentencia en primera instancia el 28 de julio del mismo año.

Los demás condenados son:

-Rubén Alcides Codina: retirado de la policía de Río Negro con el grado de comisario inspector. Al momento de los hechos se desempeñaba como jefe de la comisaría 13ª de la localidad de Sierra Grande.

-Víctor Manuel Lobos: oficial retirado de la policía de Río Negro. Al momento de los hechos se desempeñaba como subjefe de la comisaría 13ª de la localidad de Sierra Grande.

-Sixto Navarrete: retirado de la policía de la provincia de Río Negro con jerarquía de suboficial mayor. Al momento de los hechos integraba el cuerpo de infantería de la de la policía de Río Negro.

-Elfio Enrique Navarrete: suboficial retirado de la policía de la provincia Río Negro, se desempeñaba como integrante del cuerpo de infantería de la policía de Río Negro al momento de los hechos.

En dicha causa son víctimas de terrorismo de Estado Daniel Orlando Avalos, quien fuera secretario general de la seccional Atlántica de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) con sede en la ciudad de Sierra Grande, y Carlos Apolinario Lima, en ese entonces colaborador de la seccional Sierra Grande de UOCRA.

Ambos fueron detenidos en Sierra Grande el 2 de abril de 1976 permaneciendo hasta el 5 del mismo mes en la comisaría 13ª de dicha localidad, luego  fueron trasladados a la comisaría seccional primera de Viedma, donde continuó detenido Lima, mientras que Avalos fue trasladado a la Escuela de Cadetes de la Policía de la provincia de Río Negro, privado de su libertad en el sótano de dicho establecimiento. Todo esto en el marco de la utilización del aparato estatal en la consecución de fines delictivos y propios de un Estado de derecho, con un objetivo de persecución de ciudadanos como política sistemática, en ocasión de la denominada lucha anti subversiva llevada a cabo durante el periodo comprendido entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, en la que se implementó un plan sistemático de secuestro y desaparición forzosa de personas en todo el ámbito nacional, denominado terrorismo de Estado.