Respaldan proyecto que autoriza a tomar crédito para Salto Andersen

Con la participación de legisladores de la Comisión de Recursos Hídricos y de otros cuerpos parlamentarios y funcionarios de dos organismos provinciales, fue analizado hoy –y recibió despacho favorable- el proyecto de ley que autoriza al Departamento Provincial de Aguas a tomar créditos por 54.158.101 pesos para finalizar la obra de la central hidroeléctrica de Salto Andersen.

Asistieron a la reunión el superintendente general del DPA, Horacio Collado, y el presidente del Consejo de Ecología y Medio Ambiente (CODEMA), Oscar Echeverría.

El titular de la Comisión de Recursos Hídricos, legislador Adrián Torres (Alianza), dijo que en la oportunidad Collado “evacuó las dudas que formularon algunos legisladores, en función de este emprendimiento”.

“Creemos que este proyecto de ley, junto con el que establece medidas de promoción para productores de la zona de Río Colorado que utilicen equipos de riego presurizados accionados por energía eléctrica del sistema público, tiene que ver con el subsidio a la energía eléctrica a partir del año 2011 a los emprendimientos productivos que se generen en la zona”.

El legislador consideró que “para la comunidad de Río Colorado tiene mucha relevancia porque cubrirá las expectativas y esperamos aprobar el proyecto en la próxima sesión”.

De Salto Andersen, Torres explicó que “el reinicio de la obra por parte de la provincia, una vez transferida por Agua y Energía de la Nación, contempló la licitación para la central hidroeléctrica y quedaron afuera los trabajos complementarios que realiza la Nación”.

“En función de la necesidad de la Nación de incorporar megavatios al sistema interconectado nacional para producir más energía, la Nación firmó un contrato con la provincia de Río Negro para financiar en 10 años la obra (central hidroeléctrica) y los trabajos complementarios, como el levantamiento del pelo de agua, el transporte de la energía y la construcción de centrales”, agregó el legislador.

Torres destacó que “se realizarán tres obras más, además de la que se presupuestó, por lo cual se justifica la necesidad de que la provincia tome un préstamo, a través de Nación Fiduciaria”.

Reiteró que “es un emprendimiento compartido entre la Nación y la Provincia, por lo cual aquella revisa los trabajos, establece los costos y presta la plata y la obra queda para la provincia. Esto es clave para entender porque se pasó de un presupuesto a otro, que es de 123 millones de pesos”.

Finalmente, consideró que todo esto “da por tierra con cualquier duda sobre el costo de la obra y que la Nación la financia con una regla absolutamente clara”.