Se conmemora El Día Mundial del ASMA

Este año, el Día Mundial del Asma se conmemora el 1 de mayo. La Organización Mundial de la Salud estima que unas 235 millones de personas sufren asma. Es la enfermedad crónica más frecuente en los niños y está presente en todos los países, independientemente de su grado de desarrollo.

El primer martes de mayo se considera cada año como el Día Mundial del Asma, una iniciativa que apunta a concientizar a la población de las cargas que supone dicha enfermedad a quien la padece y de la posibilidad de tenerla bajo control, llevando una vida saludable y sin limitaciones. Por ello, el lema actual es “Puedes Controlar Tu Asma”.

Sugerencias

En adhesión a esta fecha, que en 2012 será conmemorada el 1 de Mayo, el Ministerio de Salud de Río Negro, a través de su Departamento de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, difunde sugerencias que pueden prevenir la aparición del asma en personas con antecedentes familiares y/o antecedentes personales de alergias:

•        No fume, ni permita que fumen en su presencia, especialmente en su domicilio y trabajo.

•        No respire en ambientes contaminados, especialmente en su lugar de trabajo.

•        Evite y prevenga las infecciones respiratorias y resfriados.

En caso de padecer alguna alergia, nasal u ocular, especialmente, evite los factores que las originan, como el polen de plantas, los microorganismos que habitan en fundas y ropa de cama, peluches, tapizados de tela, alfombras y cortinas;  animales domésticos o mascotas de pelo, y el consumo de fármacos con capacidad potencial de desencadenar una crisis de asma, especialmente la aspirina.

También se recomienda evitar los alimentos que con anterioridad han provocado alguna reacción alérgica (nasales, oculares o dérmicas), como frutos secos, mariscos, pescado y algunas frutas.

Control

Para el control del asma, desde el sistema de Salud Pública se pretende desarrollar una buena cooperación de los pacientes con sus médicos, identificar y reducir la exposición a los factores de riesgo; valorar, tratar y monitorear la enfermedad, y enseñar a manejarse ante una crisis.

Se considera que una persona tiene el asma controlada cuando no presenta síntomas, como tos por las mañanas o al correr; puede dormir bien sin despertarte, no necesita medicación de alivio, no tiene ataques y puede hacer todas las actividades deportivas y de tiempo libre que desee.