Se hacen eco de una necesidad real de transporte público en Valle Medio.

Toman el guante, como lo venia reflejando vmnoticias en publicaciones anteriores, existe una necesidad de transporte real en el Valle Medio. Este medio oportunamente hizo publica la problemática, dando a conocer las dificultades que tienen los habitantes de la comarca para trasladarse entre las 7 localidades.

Esto no cayo en saco roto y un grupo de legisladores trabaja oficialmente en este sentido.

Ya hay gestiones oficiales para que el área de Transporte de Río Negro ponga en marcha a corto plazo un servicio de transporte regular entre las localidades de Pomona y Chimpay, incluyendo a Lamarque, Luis Beltrán, Choele Choel, Coronel Belisle y Darwin, para garantizar a los pobladores del Valle Medio un sistema adecuado de movilidad por cuestiones de salud, comerciales, laborales y educativas.

La localidad de Coronel Belisle no tiene farmacia, por lo cual ante la demanda de medicamentos la gente debe movilizarse hacia Choele Choel o Chimpay y lo mismo sucede con el resto de los insumos comerciales que deben adquirir.

Además, un emprendimiento frutihortícola de la empresa Kleppe emplea a gran cantidad de trabajadores de la localidad de Belisle, pero “toda la oferta de empleo que no puede ser absorbida en esas actividades debe emigrar diariamente a otras ciudades con el fin de poder realizar sus actividades laborales”, indicaron los legisladores Fabián Gatti, Beatriz Manso y Martha Ramidán, quienes iniciaron trámites para implementar el servicio de transporte zonal.

Comentaron que actualmente el tramo de camino que une las ciudades del Valle Medio no cuenta con un fluido servicio de transporte al nivel de las necesidades de la zona. El único que funciona, lo hace una vez por día.

Además, las líneas de transporte que atraviesan la ruta son micros de larga distancia que en algunos casos, si el horario coincide y la situación económica lo permite, puede ser abordado por los vecinos de estas localidades o el uso de automóviles taxímetros o combis privadas cuyo costo es elevado para muchos trabajadores.

Incluso, no pocos empleados –y hasta policías- tienen que hacer “dedo” para poder llegar, a veces muy tarde, hasta sus respectivos lugares de trabajo.

Por eso, para los tres legisladores es necesario “garantizar el transporte entre estas ciudades supone un acompañamiento a una circulación económica que actualmente los vecinos sostienen con mucho esfuerzo. También con el hecho de garantizar a través del transporte las condiciones mínimas de acceso a la calidad de vida, teniendo en cuenta que la gente se mueve de un pueblo a otro buscando bienes y servicios y no por una simple cuestión de recreación”.