Weretilneck insiste con el pedido de justicia por el atentado que terminó con la vida de Maciel en Cipolletti

CIPOLLETTI – Al cumplirse mañana el tercer aniversario del atentado que mató al empleado municipal en Cipolletti, el Gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, acompaña a la familia Maciel y reitera imperiosamente el pedido de justicia. Resulta sumamente necesario esclarecer este hecho ocurrido en 2010 y encontrar y juzgar a los responsables.
“El pueblo rionegrino no merece este dolor. Exigimos justicia”, manifestó en la oportunidad el gobernador Alberto Weretilneck, quien agregó que «estos atentados nos golpean a todos por igual”. El Mandatario expresó su dolor y manifestó todo su apoyo y acompañamiento para la familia Maciel.
El atentado ocurrió durante la madrugada del 13 de julio, cuando estalló una bomba de fabricación casera que se encontraba en una bolsa de residuos ubicada en la vereda de la Escuela de Policía y de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti.
José Domingo Maciel -de 60 años-, se desempeñaba como barrendero municipal y al manipular la bolsa, perdió la vida. Mañana se cumplen tres años, el atentado sigue impune y resulta indispensable que se haga justicia, se encuentre a los responsables y sean juzgados como corresponde.